Igea denuncia "irregularidades" y paraliza las primarias

S. González
-
Francisco Igea interviene hace unos días en el último acto de la campaña de primarias. - Foto: Wellington Dos Santos Pereira (Ical)

La Comisión de Garantías abre una investigación tras recibir un requerimiento del diputado vallisoletano al detectar en el recuento 81 votos más de los emitidos por los afiliados de Ciudadanos

La apretadísima victoria obtenida por Silvia Clemente en las primarias autonómicas frente al diputado Francisco Igea, por apenas 35 votos, no ha sido suficiente para su proclamación como candidata de la formación naranja a la presidencia de la Junta. Ciudadanos paralizó ayer su nombramiento tras la presentación de un requerimiento por parte del aspirante derrotado después de comprobar que los votos obtenidos por cada uno de los tres candidatos sumaban 81 más que los emitidos.
La comisión nacional de garantías y valores de Cs admitió el recurso y ha abierto una investigación, cuya primera consecuencia es la paralización del proceso de primarias en Castilla y León. La designación de Clemente, un ‘fichaje’ de la dirección nacional a los pocos días de marcharse con un portazo del PP y abandonar la presidencia de las Cortes, se está complicando y habrá que esperar a los próximos días para conocer la decisión de los órganos internos.
Aunque desde la formación desconocen el tiempo que puede llevar dilucidar el recurso en relación a la interpretación de los votos, Francisco Igea dejó ayer bien claro que «necesitamos una respuesta a la mayor brevedad posible y si no los tiempos los marcaremos nosotros». El dirigente liberal advirtió que da al comité de garantías de plazo hasta el martes, día en que se reunirá el Comité Ejecutivo Nacional, y si no está dispuesto a llegar incluso a los tribunales, según algunas fuentes.
Igea explica que ya el pasado sábado, tras conocer los resultados oficiales, se hizo «evidente» que algo no cuadraba, tal y como le apuntaron varios militantes. «El acta pública de las primarias recoge un total de 1.013 votos, cuando la suma de los sufragios es de 1.094», denuncia. Una vez comprobado este dato, la candidatura realizó un examen «pormenorizado» de todos los votos, con los «comprobantes» y «el orden secuencial» para concluir que el «patronaje» utilizado en estos comicios era «un tanto peculiar».
Según el resultado facilitado por el partido, Clemente obtuvo 561 votos, Igea 526 (diferencia de 35) y Vanesa Conde siete que suponen 1.094 votantes de un censo de 1.538 afiliados de Ciudadanos en Castilla y León. En el acta oficial, los votos registrados -el afiliado accede con su clave, vota y queda registrado en el sistema- fueron 1.013.
«No se trata de una pataleta, sino de una evidencia que esperamos ahora nos expliquen», continúa el diputado valllisoletano de la formación naranja. De hecho, asevera, se han comprobado otros procesos de primarias donde hubo una votación «reñida» similar a la vivida en la Comunidad como las de «Baleares o Murcia» y el «error solo se circunscribe a Castilla y León».
  De ahí que ayer por la mañana Francisco Igea decidiera presentar un requerimiento a la Comisión de Garantías y Valores Ciudadanos que, conforme al artículo 29 de los estatutos, está realizando «una comprobación exhaustiva» antes de adoptar cualquier decisión conforme al reglamento vigente. Hasta entonces, el órgano de control ha decidido «paralizar» la proclamación definitiva de los candidatos.
Por su parte, la vencedora de las primarias, Silvia Clemente, no ha querido realizar declaraciones ni ha colgado ningún comentario en las redes sociales, canal que ha utilizado para comunicarse con los medios de comunicación y con los afiliados y simpatizantes durante toda la campaña.