El silencio envuelve la noche del Lunes Santo vallisoletano

D.V.
-
'Nuestro Padre Jesús atado a la Columna' por la calle Platerías en la procesión del Rosario del Dolor.

El Rosario del Dolor, el Cristo de Medinaceli y el Cristo del Olvido protagonizan unas procesiones que comenzarán a las 20.00, 20.30 y 23.00 horas

Las calles de Valladolid, envueltas en el silencio de la noche, acompañarán este Lunes Santo, las procesiones del Santísimo Rosario del Dolor, la del Cristo de Medinaceli y la de la Buena Muerte, que comenzarán a las 20.00, 20.30 y a las 23.00 horas, respectivamente.

En la primera procesión, la del Santísimo Rosario del Dolor, los pasos de 'La oración del huerto', de Andrés Solanes (1629); 'El señor atado a la columna', de Gregorio Fernández (1619); 'Ecce Homo', de Gregorio Fernández (1620); 'Camino del Calvario', de Gregorio Fernández (1614); 'La Crucifixión del señor', del taller vallisoletano (1650), y 'Nuestra señora de la Santa Vera Cruz', de Gregorio Fernández (1623), comenzarán su "penoso" vía Crucis en la Iglesia de la Vera-Cruz.

Acompañados por sus respectivas cofradías, los pasos recorrerán las calles de Platerías, plaza del Ochavo, Lonja, Quiñones, Ferrari, plaza Mayor (por detrás del Ayuntamiento), Pasión, plaza Santa Ana, MAría de Molina, Héroes de Alcántara, Santiago, Constitución, Regalado, Canovas del Castillo, Fuente Dorada, plaza del Ochavo y Platerías, hasta el punto de partida.

Los nazarenos de esta hermandad visten túnica negra con bocamangas de encaje, capa de paño verde, capirote y zapatos negros y guantes blancos (negros el Viernes y Sábado santos).

A las 20.30 horas desde la iglesia de San Martín partirá la procesión de 'Amor y Misericordia' que será alumbrada por la cofradía del Discípulo Amado y Jesús de Medinaceli cuyos hermanos portarán "a costal" la imagen de 'Jesús de Medinaceli'.

En 1996, un grupo de personas quiso relanzar la que se conocía como Cofradía de los Periodistas, la del Discípulo Amado y fue en 2011 cuando fue aprobada canónicamente la hermandad del Discípulo Amado y Jesús de Medinaceli, que viven capa y túnica blanca con capirote negro.

RECORRIDO DE LA BUENA MUERTE

Por su parte, la Cofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo alumbrará el paso del 'Cristo del Olvido', atribuido a Pedro de Ávila (1720) en la procesión de la Buena Muerte que partirá de la Iglesia de La Antigua a las 23 horas.

En esta ocasión, el paso recorrerá las calles Arzobispo Gandásegui, plaza de la Universidad, Librería, Plaza de Santa Cruz y Alonso Pesquera hasta llegar a la Basílica de la Gran Promesa, donde se realizará el rezo de una estación. El desfile continuará por Fidel Recio, La Merced Don Sancho, hasta el Real Colegio de San Albano, donde tendrá lugar un encuentro entre el Santo Cristo del Olvido y su madre La Virgen Vulnerata.

El desfile regresará por plaza de San Juan, Velardes, Juan Mambrilla, Ruiz Hernández, plaza de la Universidad, y Arzobispo Gandásegui, hasta la iglesia de La Antgua, donde tras el 'Canto del perdón' se dará por concluido el desfile procesional.

Esta Cofradía se fundó en 1929 y sus estatutos fueron aprobados por el arzobispo Remigio Gandásegui, gran impulsor del resurgimiento de la Semana Santa vallisoletana. Durante los primeros años de existencia, esta hermandad acompañaba al denominado 'Cristo de los Carboneros' de Francisco de Rincón, conocido así popularmente por haber sido portado anteriormente por los mozos del gremio del carbón.

Los cofrades de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo visten túnica y capa roja con puños de encaje negro, capirote o muceta y guantes negros con calzado del mismo color.