La mixomatosis reduce las expectativas de la campaña de caza

R. Gris
-

En algunos cotos de la provincia han llegado a recoger decenas de animales fallecidos por esta enfermedad

La mixomatosis reduce las expectativas de la campaña de caza - Foto: VÁ­ctor AusÁ­n Portugal

Buenas expectativas para la perdiz y el conejo en la temporada de caza que comenzará este domingo en la provincia. Los cazadores están de enhorabuena en esta campaña, ya que desde la Federación de Caza de Castilla y León esperan que se produzcan infinidad de lances a lo largo de los tres próximos meses. Sin embargo, esta situación no se producirá con la liebre debido a la aparición de la mixomatosis, una enfermedad que está generando auténticos estragos en la población en algunas zonas de la provincia.  ? 
El presidente del coto de caza de Aldeamayor de San Martín, Juan José Cano, manifiesta que este será el peor año que él recuerda debido a que la enfermedad ha dejado «pagos enteros sin una sola liebre». Explica que los cazadores han revisado las más de 3.200 hectáreas con las que cuenta el coto y han recogido 16 cadáveres de liebres muertas por la enfermedad. «Nosotros al menos recogimos los ejemplares muertos y eso nos salvó un poco de que haya mayor número de contagios, pero otros pueblos de la zona no lo han hecho y no hay ni una». Todos los pueblos de la zona tampoco podrán disfrutar de muchos lances con las liebres debido a la enfermedad.
De la misma forma, el presidente en Aldeamayor explica que la perdiz ha criado de forma desigual y tampoco habrá «demasiados ejemplares», lo que hace que esta parte de la provincia tenga «muy malas» expectativas de la temporada, aunque no es algo generalizado en la provincia. 
El presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, indicó que en algunas zonas la patirroja ha criado «muy bien por segundo año consecutivo», lo que hace prever que será una «buena temporada». No obstante, indicó que en cada uno de los casi 400 cotos de la provincia son los socios los que deciden si abren la temporada este domingo o deciden posponerla durante unas semanas. 
Lo que sí quiso dejar claro es que todos los cotos tienen que cumplir de forma exhaustiva el número de ejemplares que tienen por cupo. «Los cazadores mejor que nadie saben perfectamente que tienen que cuidar? la caza de sus respectivos cotos. «Aquellos socios de un coto que vean que no hay ejemplares seguro que retrasan la apertura de la fecha de la caza», indicó. 
En este sentido, manifestó que también se tiene que tener un control exhaustivo del número de ejemplares de liebre y perdiz que se matan por cada uno de los cazadores. «Los cazadores son los primeros interesados en proteger la caza». 
Iturmendi destacó que el problema de la mixomatosis afecta solo a algunas zonas, donde ha entrado con especial virulencia, mientras que en otras partes de la provincia la enfermedad aún no ha hecho acto de presencia. 
El representante del Coto de Caza de Medina  de Rioseco, Álvaro Rueda, destacó que la presencia de conejo es similar a otros años y que se podrán cazar sin cupo desde este domingo día 27 hasta el último domingo de enero. «Nosotros tenemos mucho conejo y no hay límite. Siempre tenemos las mismas pase lo que pase». 
En referencia a las perdices, Rueda indicó los socios han decidido retrasar la apertura para su caza hasta el día 10 de noviembre. «Parece que han criado mejor que otros años y puede que haya más, pero preferimos cuidarlas. El cupo que hemos puesto es de tres perdices por cazador y día y dos liebres. Es para cuidar la caza».
En esta zona la mixomatosis no ha causado muertes de animales. «En ese sentido, tenemos suerte y de momento no nos afecta».   
caza mayor. Lo que sí que coinciden todos los aficionados a la caza y los sindicatos agrarios es en el aumento de la caza mayor en la provincia, tanto de jabalíes como de corzos. «Nosotros eso lo estábamos notando muchísimo. Tenemos corzos para dar y regalar», indica  Juan José Cano, algo que también reafirma el presidente de la Federación de Caza de la Comunidad. «Se ha producido una expansión muy elevada de este tipo de animales». 
No obstante, en Valladolid la estrella de la temporada volverá a ser el conejo por la gran cantidad de ejemplares existentes. En la temporada pasada se capturaron 121.742, situándose la provincia como la primera de la Comunidad en número de capturas.