El IBI podría subir un 3% el próximo año en Valladolid

M.Rodríguez
-

La revisión de valores catastrales reportaría dos millones más por IBI al Ayuntamiento. El concejal de Hacienda estudia pedir su actualización y poder recaudar dos millones más en el Impuesto de Bienes Inmuebles. Podría hacerse en 2020

El IBI podría subir un 3% el próximo año en Valladolid - Foto: J.TAJES

El recibo del IBI del próximo año podría subir un tres por ciento y reportar dos millones más en el impuesto que más ingresos supone para el Ayuntamiento. Es una opción que está barajando el equipo de Gobierno, pero que todavía no se ha cerrado y se estudia porque los valores catastrales en la capital no se han revisado desde 1994 cuando lo habitual es que se actualicen periódicamente.
El concejal de Planificación y Recursos del Ayuntamiento, Pedro Herrero, considera que es un tema pendiente que «hay que afrontar en algún momento» y considera que después de cuatro años de «congelación» de los impuestos municipales y tras la eliminación de la tasa de basuras hay que ver «cómo conseguir más ingresos». Herrero apunta que un informe confirma que el pasado mandato estas dos medidas supusieron que el Ayuntamiento dejara de ingresar unos 42 millones de euros.
Este escenario hace que se considere aplicar en la modificación de las Ordenanzas Fiscales para 2020 la actualización de los valores catastrales, lo que supondría incrementar los ingresos en 2 millones de euros. Esta actualización parcial  del 3%, que ha propuesto el Catastro al Ayuntamiento, se complementaría en la próxima década con un incremento del 13% para actualizar totalmente los valores. Así que si el próximo año se aplicara una subida 3%, en los próximos diez sería de un 1,3% cada año
Pedro Herrero explica que, aproximadamente, el valor catastral  de los inmuebles suele suponer el 50 por ciento del valor de mercado de los mismo, sin embargo se calcula que en la capital están aproximadamente al 36 por ciento, por lo que existiría «un desfase» que habría que abordar «en algún momento». Así, el concejal de Planificación y Recursos detalla que el equipo de Gobierno trabaja en estos días en el proyecto de modificación de las Ordenanzas Fiscales que espera tener cerrado la próxima semana para hacerlo público.
Aunque el concejal socialista ha señalado que el equipo de Gobierno no va a hacer «un gran viraje» en materia de impuestos con respecto a los cuatro años anteriores en los que, según Herrero, no ha habido incremento de los tributos, sí que se prevé actualizar los valores catastrales, en los que se basa el cálculo de impuestos como el del IBI, informa Europa Press.
Según Herrero, la actualización de valores catastrales «se debe actualizar cada diez años», pero en Valladolid no se modifica desde hace «25 años», por lo que justifica que la situación «no puede mantenerse mucho más» y «hay que ponerle el cascabel al gato en algún momento». Y reconoce que se trabaja para determinar si la actualización se aplicará ya para el IBI de 2020 o, en todo caso, para 2021, con una modificación al alza que implicaría un incremento de la recaudación en este tributo de unos dos millones de euros.
Herrero defiende que no es «agradable» aplicar una subida fiscal, pero precisa que después de los años precedentes «de crisis» consideran que «ha llegado el momento de hacerlo», por lo que «hay muchas posibilidades» de que se tome esa decisión, que se aplicaría en todo caso en dos fases.