Objetivo conseguido

Pepe Pérez
-

Nuestro entrenador Pepe Pérez García hace balance de la temporada del Real Valladolid

Objetivo conseguido

Se consiguió el objetivo con el que salíamos, que para nosotros no era otro que la permanencia. Porque éramos un recién ascendido y la plantilla con menor presupuesto de la categoría; además de contar con la base de la temporada anterior en Segunda, donde sufrimos hasta que faltaban once partidos y con la llegada de Sergio el equipo cambió la dinámica, siendo capaz de ascender cuando lo teníamos muy difícil.
Enhorabuena al club en general porque no se volvió loco con el ascenso y fichó a jugadores ‘modestos’ o poco conocidos, al menos para mucha gente. Y se quedó a la mayoría de los que habían ascendido y, además, en invierno, en mi opinión, acertó con el fichaje de Sergi Guardiola, que dio trabajo arriba y con él hizo mejorar a Unal. A éste, aunque le costó, terminó siendo importante en el salvación, aportando trabajo y bastante juego aéreo y de conjunto.
Ha sido una permanencia difícil pero conseguida a base de ser un EQUIPO en bastantes de los partidos jugados. Sobre todo en organización y en competir con casi todos los adversarios, incluidos los ‘grandes’, a los que les costó lo suyo superarnos. En muchos de los partidos hemos sido un equipo organizado, defendiendo bastante bien, “primordial en fútbol”. Pero en momentos puntales hemos cometido fallos atrás infantiles. Por poner algún ejemplo, penaltis innecesarios, como el día del Atlético, nos ganó porque con muchos defensores y posibilidades de despejar, permitimos tres pases en nuestra área hasta que nos marcó; o el día del Alavés, con las desafortunadas jugadas que supusieron el 2-0 inicial; o algún penalti completamente innecesario; o los cinco primeros penaltis que fallamos; y también varias jugadas injustamente interpretadas por el VAR.
Nos ha costado mucho hacer goles, hemos sido el menos anotador de la categoría, con 32; con un promedio de 0,84 goles/partido; mientras que hemos encajado 51, que es más normal. 
Pero con todo lo comentado estamos y somos de Primera. ¡Enhorabuena especial para Sergio por la temporada pasada y por ésta! A cuál más difícil con un equipo a la cola de medios, ‘presupuesto’. Esta temporada, cuando estuvimos 6 partidos sin ganar, oí en algún momento, pocos, rumores sobre su continuidad. Y ahora todo es maravilloso. 
Una Liga dura un número de partidos y mientras haya partidos y matemáticamente puntos, por arriba o por abajo, cualquier cosa puede pasar. Por ejemplo, nuestro ascenso del año pasado, siendo 11º a falta de ocho partidos; o el descenso del Gerona después de que en los últimos diez partidos solo pudo sacar tres puntos. 
Para la próxima temporada creo que no hay que volverse locos con los fichajes. Sé que es muy difícil acertar. Imagino que habrá compromisos con algún jugadores y otros clubes, pero desde fuera, y sin tener conocimiento de esas circunstancias y de los contratos que tiene los jugadores actuales, si se pudiera, que sigan un buen número de los actuales y que fichen jugadores para los puestos más necesarios por las bajas que haya o se consideren oportunas.
Otro punto importante es la cantera, a la que hay que cuidar al máximo. El Real Valladolid durante mucho tiempo sobrevivió con y por ella; y en esta temporada, Sergio ha usado a algún jugador más que en otras y ahí están.