47 alcaldes lo dejan tras las elecciones

R.G.R
-

Uno de cada cuatro regidores dejarán sus ayuntamientos el día 15 de junio. Algunos se jubilan, otros no saben qué hacer y otros se incorporan a sus puestos de trabajo después de una excedencia. Hacen un balance con claros y oscuros.

47 alcaldes lo dejan tras las elecciones

Motivos completamente diferentes. Personales, familiares, laborales... Distintas han sido las razones que han llevado a los 47 regidores que abandonan su cargo a adoptar esta decisión. Uno de cada cuatro ediles que han gobernando en la provincia durante el último mandato ya no aparecen reflejados en ninguna de las candidaturas de cara a este domingo. Algunos incluso sí llegan a aparecer, pero para apoyar al nuevo candidato o candidata y no encabezando la lista como en ocasiones anteriores. 
Algunos se van después de ocho años, doce o cuatro. El cansancio y la jubilación, proyectos nuevos, hartazgo, renovación de listas, discordancia con el partido que han estado representando durante años, cambios de formaciones políticas, enfermedades... Cada uno tiene un motivo y, en la mayoría de las ocasiones, después de buscar un sustituto dirán adiós de forma oficiosa este domingo y de manera oficial el próximo día 15 cuando se forman las nuevas corporaciones y tome un bastón de mando un nuevo regidor.
En el caso del alcalde La Cistérniga, Mariano Suárez, lo deja porque considera que ya ha cumplido un ciclo. Le llega la edad de la jubilación y después de estar al frente del Consistorio durante más de nueve años ha considerado que ha llegado el momento de decir adiós. «Estoy recogiendo ya el despacho para dejarlo tiempo, aunque esté de forma oficial hasta el 15 de junio». 

47 alcaldes lo dejan tras las elecciones
47 alcaldes lo dejan tras las elecciones - Foto:
En el caso de la alcaldesa de Zaratán, Susana Suárez, ha sido diferente, ya que ha sido una falta de entendimiento con su formación hasta este momento, el PP y con su presidente provincial, Jesús Julio Carnero, lo que ha provocado su abandono. Incluso, llegó a dar una rueda de prensa para anunciar que el partido no había dejado que optara de nuevo a la reelección. 
El alcalde de Villaverde de Medina, Pedro Pariente, llegó a ser vicepresidente de la Sociedad para el Desarrollo de Valladolid (Sodeva) en la Diputación y diputado provincial, pero ha dicho basta. Los años como regidor y todo lo vivido le han hecho dar un paso a un lado.
alcaldes modestos. Alcaldes más desconocidos a nivel provincial y de municipios más modestos también han decidido acabar su labor al frente de sus consistorios. Es el caso de San Cebrián de Mazote, Ramiro, Rábano, Pozaldez, Melgar de Arriba y algunos de tamaño intermedio como es el caso de Portillo o Carpio. Un decena de alcaldes han dejado el partido que les ha representado durante este último mandato y han decidido cambiar de partido. 
47 alcaldes lo dejan tras las elecciones
47 alcaldes lo dejan tras las elecciones - Foto:
Las sensaciones son buenas en algunos casos, como en Renedo y Tordesillas y muy malas en otros, como en Cabezón de Pisuerga. Su todavía alcalde, Arturo Fernández, matiza que estar en el puesto le ha costado dejar «un poco de lado» a su familia. 
La recuperación de la vida familiar es uno de los aspectos que todos los regidores que dejan su cargo destacan como una de sus prioridades.

 

José Antonio González Poncela (Alcalde de Tordesillas)

Realiza un balance «positivo» de estos dos mandatos al frente del Ayuntamiento de Tordesillas. Recuerda todos los momentos que ha pasado al frente del Ayuntamiento de Tordesillas. Resalta algunos logros como la llegada de la fibra óptica o la modificación de los modelos de gestión. «Hemos ido consiguiendo todas las metas que nos hemos propuesto». 
 Se queda sobre todo con todos los momentos que ha vivido «con los vecinos», ya que considera que ha aprendido de todos ellos «un poco». Dice con mucho pesar que los peores momentos que ha vivido durante estos años fue la eliminación por parte de la Junta de Castilla y León del Torneo del Toro de la Vega y «el fallecimiento de Petri» en el accidente del remolque en el año 2017. El mejor fue «cada contacto» con los vecinos. Asegura que se lleva muchos años, «todos con los que llegó y alguno más que ha hecho en estos años». 

 

Luis Fernández (Alcalde de Renedo de Esgueva)

Recuerda que el primer día que tomó posesión hace ocho años «estaba muy nervioso» y encima a los quince días llegaban las fiestas «y no podía fallar nada». Afirma que el peor mandato de sus dos mandatos al frente del Consistorio fue el momento de tener que reconocer el cadáver de un vecino que había desaparecido unos días antes y que fue encontrado en el Canal del Duero. y el mejor fue la «reválida» en la que su formación obtuvo mayoría absoluta en las pasadas elecciones municipales.  
Rememora los «malos tiempos» económicos que le tocó vivir en su primer mandato, cuando su labor fundamental fue la gestión del día a día municipal. «Habría que cuadrar el déficit de casi medio millón de euros entre lo presupuestado y lo que realmente ingresaba el Ayuntamiento». Afirma que se queda con los amigos de corporación que ha tenido durante todo este tiempo y que continuarán formando parte de su vida. 

 

Arturo Fernández (Alcalde de Cabezón de Pisuerga)

Su primer mandato y el último. Arturo Fernández llegó a la Alcaldía encabezando la agrupación Cabezón se Mueve y ha decidido regresar a la empresa de electrónica, donde solicitó una excedencia hace cuatro años. En este sentido no ha tenido ningún problema, pero en la gestión del día a día ha sido «un calvario». Tanto que no ha tenido «ni un solo recuerdo bueno» de los últimos cuatro años en su gestión. ?
En estos cuatro años, el Ayuntamiento ha contado con siete secretarios diferentes y ha estado ocho meses sin este funcionario. «Hemos tenido una guerra con una constante paralización a nivel político». A los pocos días de tomar posición como alcalde no tuvo más remedio que lidiar con la caída de la una parte del puente medieval. «No sabíamos qué hacer, fue una tragedia impresionante». «No encuentro un buen momento. Ha sido criminal por todos los lados».