La UVa debate sobre el «problema estructural» de la violencia de género

eldiadevalladolid.com
-

'Diálogos UVa' reúne a expertos y actores principales en la lucha contra el maltrato · Los participantes apostaron ayer por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres

La UVa debate sobre el «problema estructural» de la violencia de género

Expertos y actores principales en la lucha contra la violencia de género coincidieron ayer en el ciclo de Diálogos UVa que el maltrato es un «problema estructural» que requiere educación, concienciar y sensibilizar a la sociedad y trabajar en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. El comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía en Castilla y León, Javier Peña, aseguró que la clave para hacer frente a la violencia de género es concienciar a la sociedad porque, a su juicio, es un problema de «magnitud enorme» que la ciudadanía no ha dimensionado, según la Agencia Ical.


Apuntó que entre los años 2000 y 2016 ha habido mil mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas pero la encuesta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológica) no lo recoge como una preocupación de interés . En ese sentido, alertó de que si las personas que están cerca de las víctimas no reconocen el problema, «será difícil atajarlo». Fue entonces cuando recordó que «todo el mundo observa la violencia de género» pero solo el 2% de las denuncias llega por familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo.

Detectar el riesgo.
Ante esta situación, el comisario jefe apuntó que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado deben detectar el riesgo para valorar la ayuda que requiere una mujer y establecer una protección. «Pero el sistema informático que determina ese riesgo falla aunque no hay que olvidar que la culpa es de quien comete la agresión», sentenció.


La psicóloga especialista en violencia de género, Sonia Fernández, abordó el perfil de las víctimas y agresores. Desterró la idea de que las mujeres que sufren maltrato compartan un perfil aunque aseguró que, una vez sufrida la violencia, tienen síntomas patológicos similares. «Todas sufren el acoso por el simple hecho de ser mujeres y no por su forma de ser o de actuar», confirmó. En todo caso, quiso dejar claro, al igual que el comisario, que el único responsable de la violencia de género es el agresor y no la víctima. Y eso que precisó que muchas de las mujeres que llegan a su consulta se sienten culpables. De ahí que considerara necesario conocer las dinámicas del maltrato porque «todos hubiéramos caído».


Por contra, Fernández aseguró que el perfil psicológico de los agresores es muy parecido porque no suelen tener trastornos mentales y cuentan con poco control de la ira, baja autoestima, son inseguros, celosos, obsesivos, narcicistas y, en algunos casos, psicópatas. Un comportamiento que lleva a que los maltratadores no reconozcan su culpa al considerar que la mujer es de su propiedad y la única responsable de la agresión es ella. En ese sentido, destacó la necesidad de trabajar con los agresores porque «no habrá mujeres maltratada sin hombre maltratador».


La mesa redonda -que fue moderada por el director general de RTVCyL, Eduardo Álvarez- contó con Virginia Díez, del Colegio de Politólogos y Sociológos de la Comunidad, quien demandó una mayor dotación económica en medios humanos y materiales para que la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres sea incorporadas en todas las agendas públicas.


Valoró la aprobación de la Ley de Violencia de Género, que vino a reconocer el derecho de las mujeres dentro del ordenamiento jurídico, pero también la Ley de Igualdad de Oportunidades. Destacó los esfuerzos para trabajar con los jóvenes pero lamentó que haya poco interés por las personas envejecidas.

«Cómplices del maltrato».
«Hay que sacar la violencia del ámbito privado porque es un problema que trasciende más allá de la pareja», sentenció. Virgina Díaz incidió en que «todos somos cómplices de ese maltrato y no apostamos por las herramientas para prevenir» esas situaciones. Apostó por las políticas de reeducación y resocialización que son una inversión a largo plazo con unos «frutos» que se recogerán en el futuro para luchar contra la violencia de género.


Un discurso con el que coincidió Carmen Benito, una mujer que sufrió maltrato durante 11 años y hoy es presidenta de la Asociación de Mujeres Unidas contra el Maltrato. Se definió como una «superviviente» porque aseguró que «se puede salir de la violencia de género, incluso sin denuncia». Consideró necesario «tomar conciencia» porque las víctimas no son solo las mujeres sino también los hijos y la familia. Benito abogó por trabajar de «forma multidisciplinaria» con las mujeres, que requiere que las víctimas cuenten con psicólogos y trabajadores sociales, además de abogados.