"Se sale más reforzada y te das cuenta de que eres fuerte"

ICAL
-

Alejandra Daza es trabajadora de una residencia de ancianos y conoció su positivo por la covid-19 el día de su cumpleaños. "Creo que se sale más reforzada y te das cuenta de que eres más fuerte de lo que pensabas"

Alejandra Daza Rojo, en su puesto de trabajo.

Optimista por naturaleza, Alejandra Daza supo de su positivo en un día elegido, el de su cumpleaños. Rápidamente pensó en los suyos y en saber si tres días antes, cuando se le practicó el test, ya podría estar infectada. Cree que pudo contraer el covid-19 en contacto con un usuario de la residencia de ancianos en la que trabaja, cuando el paciente iba a ser derivado a un hospital. Ha pasado el aislamiento en casa, en una habitación y con el mínimo contacto con el resto de habitantes de la casa. Y tiene claro lo mejor de todo esto: “Lo más bonito son las muestras de cariño de la gente”.

¿Sabe o supone cómo se contagió?

Soy trabajadora en una residencia de ancianos en Valladolid. Al principio todo nos pilló un poco de sorpresa. Cuando se declaró el estado de alarma no teníamos los EPIs necesarios y de los que teníamos su uso estaba un poco restringido. Me pude haber contagiado en cualquier momento, pero yo creo que fue en contacto con uno de los residentes que iba a ser derivado al hospital cuando apenas llevábamos una semana de cuarentena.

¿Qué es lo primero que se le vino a la cabeza cuando supo que estaba enfermo?

La casualidad quiso que la noticia me la diera mí supervisora el día de mi cumpleaños. Fue un disgusto porque me habían realizado la prueba tres días antes y seguramente yo ya estuviera infectada con anterioridad. Lo primero que pensé fue en mi familia y su salud, por si pudiera haberlos contagiado durante esos días a pesar de haber tomado precauciones. También, se te viene a la cabeza los días que vas a pasar encerrada sin poder tocar, besar y acariciar a tu familia.

¿De una enfermedad así sale una persona nueva? ¿Qué le cambiará la enfermedad?

Creo que se sale más reforzada y te das cuenta de que eres más fuerte de lo que pensabas. En cuanto al cambio, creo que es valorar más a los que tienes cerca. Y psicológicamente también es un cambio, porque creo que nunca se borrarán las imágenes y las situaciones vividas.

¿Cuál es el detalle más bonito o más digno de recordar de todo el proceso?

No me podría quedar solo con un momento, pero lo más bonito son las muestras de cariño de la gente. Familia, amigos y compañeras que se preocuparon a diario por mí. Un momento muy emocionante fue cuando mi hija también tuvo que pasar su cumpleaños confinada en casa y los vecinos le prepararon un fiestón con música y regalos por la ventana. Y por último, el día que me dijeron que ya había dado negativo.