Ronaldo: "La política de entradas del Rayo es lamentable"

D.V.
-
Ronaldo: "La política de entradas del Rayo es lamentable" - Foto: BANCO SANTANDER

El presidente del Real Valladolid ha criticado hoy el alto precio de las entradas puesto por el club vallecano y ha alabado que parte de sus abonados hayan puesto a disposición de los blanquivioleta sus abonos

Ronaldo Nazário ha criticado esta mañana abiertamente el alto precio de las entradas puesto por el Rayo Vallecano para el encuentro de este domingo en Vallecas. "La política de entradas del Rayo es lamentable, me parece bastante oportunista, pero es política del Rayo, no tiene nada que ver con nosotros. Nosotros para esta final hemos facilitado autobuses para todos los aficionados que han comprado entradas. Vamos a contar con 800 aficionados en Madrid y ojalá podamos darle una alegría", ha señalado el presidente del Real Valladolid, en un acto promocional de Banco Santander con motivo de la final de la Champions League en el Wanda Metropolitano, después de que sus aficionados hayan tenido que desembolsar entre 50 y 80 euros por apoyar al Pucela en la primera de las dos finales ligueras. El brasileño, además, ha alabado el hecho de que abonados del propio Rayo hayan querido ceder sus carnés a los blanquivioleta: "Veo que muchos aficionados del Rayo no están de acuerdo con esta política y han puesto a disposición de nuestros aficionados sus entradas. Hay gente con gran corazón y que nos quiere ayudar”.

El dueño del Real Valladolid, además, reconoció que está sufriendo en esta recta final de la Liga: Estoy viviendo de verdad semanas increíbles, sufriendo obviamente, pero así es el fútbol. Sufriendo en el peor sentido, pero con mucha emoción. Es un test cardíaco, aunque nosotros dependemos de nosotros mismos para mantenernos. Faltan dos partidos, dos finales y tendremos muchísima emoción". Hasta el punto de bromear con el tema de los nervios: "Me tomo un par de infusiones de camomila antes de los partidos, e intento disfrazar lo máximo que puedo. Veo además los partidos con el presidente rival, y me bloquea celebrar o fastidiarme; y con el alcalde de la ciudad, y estoy aparentemente tranquilo, pero por dentro si expongo la frecuencia cardíaca llevaré unas 130-140 pulsaciones, que para mí era una carrera".

Y ha llegado a asegurar que no esperaba ese sufrimiento propio: "No pensaba que iba a sufrir tanto y engancharme tanto con el Valladolid, con la gente y los resultados. Es una sorpresa muy agradable para mí que solo el fútbol puede hacer. Vivo un momento muy especial. Estoy seguro de que si nos salvamos los años siguientes van a ser bastantes más tranquilos".

Además ha tenido palabras de alabanza hacia el trabajo de Sergio González al frente del equipo, recordando lo hecho al final de la pasada temporada: "Tiene toda mi confianza, la de la gente y la de los jugadores. No pienso interrumpir nunca un trabajo de un entrenador durante la temporada. Las decisiones se toman al principio de temporada y al final”.