Los camioneros vallisoletanos evitan la ruta de La Junquera

A.G.M.
-

Los transportistas que viajan con mercancía a Europa prefieren «hacer más kilómetros» a través de Irún que circular por las carreteras de Cataluña

Camiones parados en las carreteras catalanas, durante los cortes de estos últimos días. - Foto: EFE

Los problemas para el sector de transporte en carretera no acaban con los precios del combustible, con aquella idea de implantar un peaje ‘blando’ en las autovías o con el estado de carreteras como ese tramo sur de la Ronda Exterior de Valladolid. Ahora, hasta los que operan desde esta provincia se ven afectados por el conflicto catalán y tienen que modificar sus rutas hacia Europa, desechando el paso gerundense de La Junquera para llegar a Francia.
«Muchos de los que salían por La Junquera, ahora se están yendo por Irún porque si se va por allí te arriesgas a estar dos días parado y si llevas mercancía perecedera, pues te la juegas», tal como explica a este periódico Fernando Simón, presidente de Astava (la Asociación de Transportistas Autónomos de Valladolid).
«Está claro que ir por Irún tiene más costos de todo tipo, porque se da más vuelta por Francia y porque también se pasan más carreteras con peajes, pero al final se gana en seguridad, tanto de cara a que te vuelquen la mercancía o que haya que estar parados tres días y, claro, si no se llega a tiempo a destino, por ejemplo, con una carga de fruta, pues es mucho peor el remedio que la enfermedad. Se gana en dinero y también en tranquilidad», reflexiona Simón.
En este sentido, Miguel Olmos, de la Asociación Empresarial del Transporte de Valladolid (Asetrava), explica que «para un transportista, el hecho de que le pille un follón como el que está habiendo estos días en Cataluña es un problemón, empezando por algo tan siempre como los tiempos de conducción y descanso, y porque hay cada vez más vehículos con hora fijada para la descarga y verte en una de esas, pues es un perjuicio económico bastante grande».
El representante del sector de los empresarios del transportes apunta que «ahora la tendencia de cada vez más fabricantes va por el just in time, para no acumular mucho stock, mientras que antes había unos almacenes de logística a los que se podía llegar con una cierta flexibilidad, pero ahora se va con una hora para la descarga. Nadie se la puede jugar a quedarse parado».