Triple empate en lo alto de la clasificación

D.V.
-
Triple empate en lo alto de la clasificación - Foto: JCR

El VRAC Quesos Entrepinares se impuso al Sanitas Alcobendas (25-16) para auparse al liderato junto a madrileños y chamizos

El VRAC Quesos Entrepinares se impuso al hasta ayer líder en solitario Sanitas Alcobendas. Los azulones lograron un triunfo muy trabajado en un igualado encuentro en el que ambos equipos lucharon por los puntos bonus hasta los últimos minutos.

El partido fue de poder a poder desde el primer instante. A los madrileños les costaba aguantar el ímpetu quesero y el VRAC disponía a su favor de dos golpes de castigo casi consecutivos. Gareth Griffiths erraba en el primero, pero no perdonaba en el segundo para adelantar a los de Diego Merino. Sin un dominador claro, los contratiempos en forma de lesión detenían el ritmo del choque. De forma simultánea, Peisi, Álex Müller y De la Lastra mostraban dolencias y solo el primero podía continuar en el terreno de juego. Unos imprevistos que se sumaban a las ya programadas ausencias.

Tras unos minutos de parón, el Quesos conseguía el primer ensayo del duelo en una buena finalización de Pablo Miejimolle. Gass ponía el 10-0, lo que hacía despertar al conjunto visitante, que no tardaba en lograr la primera marca de los suyos por medio de Evaristo Paz. Bradley Linklater sumaba dos puntos más, aunque no estaba acertado para empatar antes del descanso.

La segunda parte comenzaba como terminaba la primera. El apertura neozelandés del Alcobendas no atinaba con los palos en un puntapié de castigo, aunque se redimía poco después tras la lesión en el hombro de Federico Villegas. Entonces sí, el equipo de Tiki Inchausti lograba igualar el marcador. El VRAC, consciente de lo que se jugaba, conseguía una nueva marca. A trompicones Gabriel Vélez posaba el oval justo en el límite con el flanco derecho. Una posición complicada que impedía a Griffiths conseguir dos nuevos puntos.

Después de un intercambio de golpes de castigo, Linklater volvía a acercar a su equipo, pero el debutante Dyer, en un ataque bien trabajado por los hombres de Diego Merino, ponía al VRAC a más de una marca de diferencia en el electrónico. Esto daba la tranquilidad suficiente al Quesos, que con una defensa muy seria detenía las acometidas madrileñas.

Sin embargo, el VRAC estaba a un solo ensayo del bonus ofensivo y, por lo tanto, del liderato en solitario. De forma simultanea, los alcobendenses se estaban jugando lo mismo si lograban el bonus defensivo. Con el tiempo cumplido, Linklater fallaba una patada que podía haberlo cambiado todo. El 25-16 final dejaba sin bonus a los dos conjuntos, lo que unido al triunfo del Silverstorm en Madrid provocaba un triple empate a 33 puntos en la cabeza de la clasificación.