La crisis de la automoción llega a Renault, Michelin e Iveco

D. V.
-

El descenso de pedidos por la incertidumbre del mercado ha hecho que las dos compañías galas supriman un turno de trabajo y la italiana plantee un expediente temporal de regulación

La crisis de la automoción llega a Renault, Michelin e Iveco

La crisis que atraviesa el sector de la automoción ha aterrizado de forma contundente en las plantas que los distintos fabricantes tienen en Valladolid. De este modo, Renault ha planteado la eliminación de un medio turno de noche en la fábrica de Palencia, lo que supondrá la no renovación de 450 contratos y la pérdida de otros 50 empleos en las líneas concatenadas de Valladolid, todas ellas en la factoría de Carrocerías.
La empresa pasará a fabricar con una cadencia cercana a los 920 vehículos al día en Palencia tras la supresión del medio turno de noche, lo que supondría, según las cifras que facilitó la empresa a UGT, pasar de 5.500 coches fabricados semanalmente a 4.500 coches fabricados a partir de diciembre. De no aplicarse la medida que propone la empresa, «habría que aplicar descanso dos turnos por semana hasta agotar la flexibilidad, y posteriormente un ERE para la plantilla de Palencia, con el correspondiente perjuicio para trabajadores, Empresa y Administración», señalan desde UGT. a medida afectará a 450 trabajadores de la factoría de Palencia y alrededor de 50 de las líneas concatenadas de Valladolid en los departamentos de pintura paragolpes, embutición y soldadura, todos ellos de Carrocerías. Los motivos que aduce la empresa son una tendencia a la baja de las ventas a nivel europeo y mundial, unido a la incertidumbre generada con los diésel.
Por su parte, la Dirección de Iveco planteó esta semana al Comité de Empresa la apertura de un periodo de consultas para la negociación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en Valladolid «por la estrepitosa caída de las órdenes de fabricación», según achacó la empresa. A juicio de la firma, la «flexibilidad no es suficiente» para paliar esa bajada.
Según fuentes del Comité de Empresa a las que tuvo acceso la Agencia Ical, la empresa convocó de forma urgente a una reunión al presidente y secretario de este órgano para comunicarles esta decisión, una medida que los trabajadores admiten que «ya habían olvidado», después de que estuviera sobre la mesa en periodos anteriores. La situación de caída de las órdenes de fabricación, según la firma automovilística, «no está sucediendo solamente en Iveco, ya que es una bajada generalizada del mercado, hasta el punto de que ya son varios los fabricantes de vehículos que están reduciendo de manera importante sus producciones». Ante esta decisión, los representantes de los trabajadores solicitaron la «no colaboración con la empresa más allá del horario normal», es decir, «ninguna hora extra».
Por último, la factoría de Michelin también se ha visto afectada por la reducción de pedidos de neumáticos de vehículos agrícolas, de modo que la Dirección de la compañía ha planteado reducir de cinco a cuatro los equipos de trabajo dedicados a esta labor, una medida que puede afectar a unos 70 trabajadores, que serán recolocados.