El tiempo, como en San Mateo: días soleados y noches frescas

A.G.M.
-

Las temperaturas irán de menos a más durante los diez días de fiestas, pero la Aemet advierte de que el viento rebajará la sensación térmica cuando se oculte el sol

El tiempo, como en San Mateo: días soleados y noches frescas - Foto: Jonathan Tajes

Las fiestas más tardías en años dejarán un regusto añejo, cuando menos en lo meteorológico. Estos diez días en honor a Nuestra Señora  la Virgen de San Lorenzo serán lo más parecido a San Mateo que se recuerda en Valladolid, después de acumular últimamente tantísimas ferias cuasi veraniegas, en las que todo arrancaba incluso en agosto para tratar de garantizar unos días de bondades climáticas que hacían olvidar fríos pasados.
¿Como en San Mateo? Para los que no conociesen cómo eran las fiestas en aquella época, hasta el cambio de fecha de 2001, se rendía ‘honor’ a San Mateo pasando calor por el día y frío por la noche, por lo que no se podía salir de casa sin un jersey, chaqueta, cazadora o derivados si se pensaba pernoctar; sobre todo, si se hacía de noche y se estaba en el Real de la Feria o en las casetas regionales. «Yo recuerdo el frío que pasábamos siempre en San Mateo, porque cuando se iba el sol, había una gran bajada de temperaturas y, además, solía haber aire, que era lo que refrescaba más el ambiente», apunta el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez. «Prácticamente los diez días van a ser iguales a lo que era en San Mateo, con mañanas y noches frescas, y días soleados, si bien los vientos del nordeste del primer fin de semana también van a afectar a las horas centrales del día, con una sensación térmica aún menor que esos 23-24 grados que se esperan», detalla.
«La sensación va a ser de fresco», resume el delegado de la Aemet en declaraciones a este periódico, quien recuerda que la temperatura de los primeros días de fiestas va a estar incluso «por debajo de lo que es normal en esta época, que en la provincia de Valladolid son unos 25 o 28 grados».
A partir de ahí, los pronósticos de Meteorología ya no resultan tan precisos, sobre todo hacia final de semana para cuando la Aemet no descarta «algún chubasco», si bien las «opciones parecen mínimas». «Lo que está claro es que a media que avancen las fiestas se van a ir recuperando las temperaturas, van a ir a más, llegando ya hacia lo que son los valores normales para esta época en Valladolid», avanza Juan Pablo Álvarez.
Lo que no se recuperarán por el momento son las mínimas, que van a estar todas las fiestas casi sin tocar los diez grados, «que eso por debajo de lo normal para la época en esta zona». «El viento del primer fin de semana se para a partir del domingo o lunes y va a hacer más agradable, pero esas mínimas tan bajas van a obligar a ir al trabajo por la mañana con un jersey y, por las noches, también».
Como en San Mateo.