20 años en la elite

M.B
-

El BSR Valladolid, Fundación Grupo Norte desde 2002, cumple dos décadas en la División de Honor del baloncesto en silla de ruedas, siendo uno de los seis clubes que han ganado una Liga y uno de los pocos españoles que han triunfado en Europa

La 2018-19 no es ni será una temporada más en la historia del BSR Valladolid. El hoy conocido como Fundación Grupo Norte, desde que en 2002 esta última entrase como patrocinador principal, cumple 20 años en la División de Honor del baloncesto en silla de ruedas. Aunque su historia, la del club, se remonta a un diciembre de 1994, en la elite son dos décadas de forma consecutiva, siendo ya uno de los veteranos de la competición.
El Fundación Grupo Norte es uno de los seis clubes que han ganado la Liga española, junto a Ademi Málaga, Once Andalucía, Fundosa Once, Ilunion y Albacete. En su caso en 2011. Y es uno de los pocos que ha triunfado en Europa, ganando la Copa Willi Brinkmann en Suiza. En 2010.
Esta campaña, de momento solo con 9 jugadores, no está aún definido su objetivo. «Si me llegan a preguntar hace un mes, hubiese dicho que entrar en la Final 4; pero ahora, y no por haber empezado con dos derrotas, buscamos que el equipo funcione. Hay muchas caras nuevas y estamos cambiando el sistema. Necesitaremos tiempo», señala su presidente, entrenador y uno de los alma máter, José Antonio de Castro. Él ha sido jugador, y ahora es técnico y dirigente.
Analiza así la temporada porque conoce de lo que habla. Albacete e Ilunion son los dos ‘grandes’ de la Liga; a los que habría que sumar Mideba Extremadura, que ha incorporado al cinco inicial de la selección inglesa; y Gran Canaria, otro que ha crecido económicamente. Al revés que el BSR Valladolid, que llegó a tener 260.000 euros de presupuesto y ahora ronda los 220.000 a duras penas. «Aún estamos pagando el descosido que nos hizo nuestra última participación en Europa», añade el coordinador general del club, Roberto de Castro. El BSR ha renunciado por segundo año consecutivo a disputar competición continental, que se había ganado en la pista al ser 6º el año pasado y estar en el puesto 15º del ranking europeo: «Queríamos organizar o la Euroliga 1 o la 2, pero no nos las han concedido y no podemos hipotecar el club, aunque haya sido una decepción para los jugadores».
La Liga es semiprofesional, por no decir profesional del todo. Con algunos de los mejores jugadores del mundo sobre los parqués nacionales. En el caso del Fundación Grupo Norte cuentan con tres hombres de la casa, el capitán, José Luis Robles, y los salidos de la escuela, Álvaro López y Pablo Lavandeira. Del año pasado siguen el burgalés Juanjo Alonso, y los mexicanos Isa López y Lalo Prieto; ha regresado el zamorano Tinín; y son caras nuevas el argentino Maxi Ruggeri y el iraní Omir Hadiazhar -además de su compatriota Moussa Ghozibi, sin llegar aún por problemas burocráticos-. «Irán ahora es un furor. Fue la gran revelación en el Mundial y, aunque ya en años pasados llegaron algunos jugadores, ahora son el boom», señala el presidente. Irán acabó 4º en ese Mundial y Hadiazhar fue uno de sus referencias. Realmente la plantilla estaba cerrada en mayo, pero unas semanas antes del arranque liguero perdieron al argentino Adrián Pérez, que fichó por el Ilunion. Ahora con solo 9 integrantes, a expensas de que llegue Ghozibi, apenas pueden entrenar 5x5 los cuatro días que tienen sesión en el Pilar Fernández Valderrama.
Aun así, no descartan dar más de una sorpresa. «Siempre decidimos que lo difícil es mantenerse en la elite», dice el presidente. Pues llevan 20 años... y les quedan...

Escuela de pádel

El club no es el solo el equipo de División de Honor. Desde hace 4 años es la Escuela de baloncesto en silla de ruedas; desde hace dos el pádel y quizá en breve el balonmano. «La escuela es una cuestión social. Tenemos que dar salida a la gente que no tiene opciones de hacer deporte de manera competitiva», señala José Antonio de Castro. Pero, si de paso, salen jugadores para el cuadro de elite, mejor. Este año cuentan con 15 integrantes, con varias chicas y gente que nunca había hecho deporte. También tiene una sección de pádel, en colaboración con el Cdo Covaresa, con 12 participantes. Cuentan con un jugador, Álvaro Garmilla, que ya ha sido medallista en toda una Copa de España.