scorecardresearch

'Un medio rural vivo y sostenible'

SPC
-

Es el título de un informe presentado este lunes por el Consejo Económico y Social sobre el presente y futuro de las zonas más despobladas en el que la imagen actual que se obtiene de ellas es mejorable, aunque ofrece perspectivas halagüeñas

'Un medio rural vivo y sostenible'

El Consejo Económico y Social, un órgano consultivo del Gobierno en materia socioeconómica y laboral adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha presentado este lunes un informe titulado ‘Un medio rural vivo y sostenible’, que recoge un «diagnóstico completo sobre la realidad» del mundo rural, en palabras del Ministro de Agricultura, Luis Planas, presente en el acto. El documento, de 240 páginas, hace un repaso a la situación socioeconómica actual, las infraestructuras y los servicios, el patrimonio (ambiental, histórico y cultural) como clave para el desarrollo y las políticas públicas que se ponen en práctica en este ámbito.

Al comienzo trata el problema de población que afecta a la mayor parte de la geografía nacional y dice que «no cabe esperar grandes cambios en la configuración demográfica del espacio rural, ni en lo que concierne al volumen, ni en lo referido a su estructura (masculinización, envejecimiento)», y añade que algunos indicadores «apuntan a una aceleración de los procesos identificados como problemáticos». Más adelante señala que «desde la aprobación del Informe 1/2018 (del propio CES) la población rural se ha reducido en un 3,6 por 100 continuando con la tendencia de la última década, pero a un ritmo si cabe más acelerado».

Domiciano Pastor, de UPA, ha sido uno de los coordinadores de este informe (también han participado ASAJA y COAG, aparte otros organismos de diversa índole) y destaca que para atajar esa despoblación, el informe apunta a la diversificación económica, a la digitalización y al acceso a los servicios (sanitarios, educativos, bancarios…) como algunas de las claves. Se refiere asimismo a las políticas públicas, que deben impulsar el desarrollo sostenible del medio rural, destacando los fondos estructurales, el plan de recuperación post-Covid o la Política Agraria Común.

En la presentación del informe Planas también ha hecho referencia a la PAC como uno de los mecanismos de apoyo a los agricultores y ganaderos, a los que ha definido como «el músculo de nuestro medio rural». Ha mencionado también el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), que incorpora como objetivo transversal el apoyo al medio rural y a su población a lo largo de la mayoría de sus componentes y medidas, con la vista puesta en garantizar una producción agroalimentaria «sostenible, competitiva, rentable y tecnificada». Este plan, que cuenta con 1.051 millones de euros, apuesta por la inversión en regadíos sostenibles y la modernización de infraestructuras, así como por la digitalización que, según el ministro, es una de las claves del éxito del medio rural.

De esta forma, Planas se ha referido a la Estrategia de Digitalización del sector Agroalimentario y del Medio Rural, el primero de cuyos planes de acción (2019-2020) ya está finalizado y ejecutado casi en su totalidad, mientras que el segundo (2021-2023) cuenta con más de 20 actuaciones y un presupuesto superior a los 60 millones de euros. El titular de Agricultura ha asegurado que disponer para 2025 de banda ancha en todo el territorio nacional es una obligación, para que llegue no solo a los núcleos de población sino a las fincas y explotaciones rurales. «Disponemos de los fondos y la voluntad para llevarlo a cabo», ha recalcado.

Por su parte, Pastor ha querido destacar que el Consejo Económico y Social anima en su documento a reconsiderar el papel del medio rural en el futuro de la sociedad y advierte de los efectos perniciosos que puede tener una presencia constante del drama de la despoblación y los problemas del medio rural en los medios de comunicación: «Nadie se quiere quedar en un lugar del que parece que todo el mundo se quiere ir», ha apuntado. Y ha añadido que «hay que contar también todo lo bueno y positivo que millones de ciudadanos hacen en sus pueblos»; el informe, a su juicio, debe ser «leído con atención y tenido en cuenta» por políticos, funcionarios, agentes sociales, empresarios… para ponerse manos a la obra y demostrar que el medio rural es un lugar -o mejor dicho muchos lugares- donde se puede vivir bien.

El informe recoge también la importancia de estas zonas menos pobladas como garantes del patrimonio natural, alimentario y cultural. El cambio climático y los retos del Pacto Verde Europeo ubican también a los pueblos como lugares con enorme interés y potencial en relación con el medio ambiente, la biodiversidad y el paisaje, así como con la producción de alimentos. Un sector que, según el documento, seguirá sustentando la economía del medio rural en el futuro, sin menospreciar la necesaria diversificación ni dejar de apostar por la industria agroalimentaria.

Después de las conclusiones y una serie de propuestas, el documento hace una consideración final que comienza con lo que tanto se ha oído en los medios en los últimos meses: que «la pandemia ha venido a reafirmar la importancia del medio rural (…) en tanto que garante, entre otras, de la preservación del patrimonio ambiental y cultural, así como del buen funcionamiento de la cadena alimentaria». Este último apartado continúa diciendo que «junto a la pandemia, el rumbo que el Pacto Verde Europeo define para Europa ha hecho aún más evidente el potencial y el rol clave que puede jugar el medio rural en el conjunto de la sociedad, y determina la conveniencia de dirigir una mirada específica a los retos y necesidades persistentes que afronta». Pero advierte de que «la presencia continua del medio rural en la agenda pública española, en ocasiones de manera poco ajustada a una realidad que es muy diversa, puede tener algunos riesgos que hay que evitar. Primero, porque se sigue presentando como el lugar de la despoblación (…). Y segundo, porque puede generar una presión para la elaboración de políticas y actuaciones sin la suficiente reflexión sobre los problemas de fondo que se han señalado en este informe.

Existe la posibilidad de consultar el documento íntegro en http://www.ces.es/informes.