Sembradores de esperanza

M. Belver
-
Sembradores de esperanza - Foto: Jonatan Tajes

Misión Pucela son unas jornadas de evangelización en la calle que desarrollaron un centenar de personas en Valladolid el pasado fin de semana y que buscan acercar a Cristo a los transeúntes. «No es más que hacer lo que hacían Jesús y sus Apóstoles»

Al estilo de San Francisco de Sales, un grupo de cristianos, conocido como Equipo de Nueva Evangelización del Centro Diocesano de Espiritualidad, salió el pasado fin de semana a evangelizar en la calle. De la misma forma que el conocido como patrón de los periodistas lo hacía con octavillas y pasquines en el siglo XVII, este Equipo también usó impresos para acercar a Cristo a transeúntes y vecinos de la capital. «Éste es el culmen de la labor que venimos haciendo dos o tres veces al mes», señala el coordinador de este equipo, Pablo López. 
Bajo el nombre de Misión Pucela -«porque misión es envío y nosotros somos enviados, porque el protagonista de la evangelización es Cristo», apunta-, las jornadas del pasado fin de semana tienen como elemento diferenciador, de cualquier otra, que se realizan en la calle. Así, del viernes al domingo, un centenar de personas se lanzaron a las calles de Valladolid, desde la plaza San Miguel a Pajarillos y a otros barrios para hablar, «sembrar y devolver esperanza a las personas».
No era la primera vez ni será la última. En 2018 comenzaron con esta Misión Pucela, realizando un fin de semana esta evangelización en la calle, que ha tenido su continuidad hace unos días en este 2019. «En Alcalá de Henares se realiza durante una semana larga;también en Francia y en Italia. Aunque a algunos les parezca novedoso, esto no es más que hacer lo que hacía Jesús y los Apóstoles; y, por ejemplo, San Francisco de Sales», recuerda López, que añade que hoy en día es más necesario «por la aceleración de la descristianización».
En esta ocasión el fin de semana comenzó con una evangelización en la plaza San Miguel. «Poca gente te da una respuesta negativa. Al revés, a mucha gente le llevamos algo de esperanza», apunta el coordinador, con ejemplos de algunos vallisoletanos que habían sufrido algún revés en su vida y que veían un poco de luz en los mensajes de Misión Pucela. «Creo que, como mínimo, hemos llegado a más de dos mil personas directamente», añade.
Porque además de recorrer las calles, ha habido talleres, mesas redondas, orientaciones para evangelizar, testimonios y un Vía Crucis callejero evangelizador: «De lo más bonito de esos días».
Misión Pucela cuenta con la sintonía y el apoyo de la Iglesia; y este 2019, además del Equipo de Nueva Evangelización del Centro Diocesano de Espiritualidad, han salido a la calle las monjas Concepcionistas, las Dominicas, las Franciscanas y los Peregrinos de la Eucaristía.
«Esto no es un islote a lo largo del año. Nosotros estamos haciendo evangelizaciones en la calle algunas tardes o mañanas; y éste fue ese culmen. Ahora valoramos hacerlo más de una vez al año porque la necesidad es apremiante», apuntan.

Sembradores de esperanza Jonatan Tajes
Sembradores de esperanza - Foto: Jonatan Tajes