scorecardresearch

'Tani' Urueña lleva más de 20 años como pregonero en Tudela

R.G.R
-

Con su furgoneta y sus altavoces anuncia por las calles desde los espectáculos del auditorio municipal hasta el programa de las fiestas patronales o los cortes de agua o luz

‘Tani’ Urueña García lleva más de 20 años haciendo la labor de pregonero en Tudela de Duero. - Foto: J. Tajes

«Este domingo, en el Auditorio Municipal de Tudela de Duero tendrá lugar la gran actuación…». Vivimos en plena era de la información, de la inmediatez, con la necesidad de conocer todo al instante, con grupos de whatsapp con mensajes instantáneos, pero en Tudela, como si de una pequeña aldea gala de resiste al invasor romano, aún pervive una figura inolvidable del pasado, el pregonero. 

Sí, sí, un pregonero como los más viejos del lugar recordarán. Micrófono o trompeta en mano recorriendo las calles para comunicar a los vecinos cualquier asunto relacionado con la actividad diaria del municipio. ¿Se imaginan? Aquella figura rural y urbana que, trompeta en mano, ofrecía información a los vecinos para que participaran en cada evento o estuvieran informados de los pormenores de su municipio en cada momento. 

Atanasio Ureña, conocido por los lugareños bajo el apodo de 'Tani', ha sido esa figura durante los últimos 20 años en Tudela de Duero. Nació en Jaén hace 69 años, pero las vicisitudes de la vida le llevaron primero hasta Valladolid y después hasta Venta de Baños de la mano de Renault. Llegó desde Andalucía para trabajar en las plantas de la multinacional gala. Tuvo un cargo dentro de las responsabilidades de logística de la empresa, pero decidió  abandonar mediante una baja incentivada. 

‘Tani’ Urueña García lleva más de 20 años haciendo la labor de pregonero en Tudela de Duero.‘Tani’ Urueña García lleva más de 20 años haciendo la labor de pregonero en Tudela de Duero. - Foto: J. TajesFue entonces, hace algo más de 20 años, cuando llegó a Tudela de Duero. Montó una empresa de publicidad con la que se ha ganado la vida desde entonces y a sus 69 años no ve el final de su trayectoria cerca ni mucho menos. Asegura que morirá como las grandes figuras teatrales o los grandes toreros, encima del escenario o pisando el ruedo. «Yo no pienso en dejarlo, lo continuaré haciendo hasta el final de mis días». 

Todo empezó gracias al equipo de fútbol del municipio. El Club Deportivo Tudela. Hace más de dos décadas, el presidente le ofreció anunciar los partidos de fútbol en forma de previa al encuentro. Recuerda que entonces era «prácticamente la única diversión» que había en el pueblo en referencia a los eventos deportivos. «La gente iba y el campo se llenaba en cada partido, recuerdo que yo me cogía mis altavoces y me ponía a anunciar los partidos cada vez que jugábamos en casa y la verdad es que aquello funcionaba muy bien». 

Desde aquellos momentos, poco a poco y con el paso del tiempo, se fue convirtiendo en el pregonero del pueblo. Con la llegada del antiguo alcalde Óscar Soto al sillón de la Alcaldía de Tudela un día recibió una llamada para comunicarle que iba a comenzar a trabajar para anunciar cualquier asunto relacionado con la actividad municipal. «Desde entonces no he parado de trabajar para anunciar cualquier cosa en el pueblo». 

Ahora, tiene una furgoneta Peugeot con la que recorre las calles del municipio. Ha tenido muchas más. «Esta ahora tiene algo más de 200.000 kilómetros», comenta, mientras hace memoria de la cantidad de miles de kilómetros que ha hecho durante estas dos décadas. «Puff… No sé, muchos». Empezó a anunciar diversos eventos en el municipio y continúo con programaciones del auditorio, cortes de agua, fiestas, programas actuaciones… Todo lo que pueda pasar en el pueblo es anunciado por los micrófonos de 'Tani'.

Su furgoneta está plagada de carteles anunciadores de diversas empresas y negocios de la localidad. Dos grandes altavoces situados en la parte alta son los encargados de difundir cada mensaje. Recorre las calles de cada zona del pueblo con el anuncio de turno. Esta misma semana ha dado vueltas por todo el pueblo con unos sencillos villancicos. «Alegran un poco la vida ahora que estamos en Navidad». 

Los vecinos de Tudela conocen a la perfección a 'Tani' después de tantos años porque este andaluz, tudelano de adopción, se ha ganado el cariño de todos.  Fiestas, actividades culturales o deportivas, convocatorias de vacunaciones o averías, cortes de calles, obras, programaciones, o simplemente unas canciones son motivo para que salga a la calle. 

Es típico ya en el pueblo después de tantos años ver a 'Tani' conduciendo por cualquier calle. Los vecinos salen a las puertas de sus casas para enterarse de cualquier asunto. «Yo con la llegada de las nuevas tecnologías he seguido funcionando igual». Los móviles, el bando móvil del Ayuntamiento, o simplemente internet no han sido capaces de sustituir la labor del pregonero tradicional. «No empiezo con se hace saber, pero los vecinos enseguida se dan cuenta de que llego». 

Durante los meses más duros de la pandemia, 'Tani' ha ejercicio una labor muy importante para los más pequeños del municipio. Junto con miembros de la Guardia Civil, la Policía Local y agentes de Protección Civil se dedicó a visitar las puertas de las casas de los niños que celebraban su cumpleaños. Ponía la música a todo volumen que, junto con las luces de los coches de Policía y Benemérita, hacía los cumpleaños con las familias confinadas un poco más llevaderos. 

Recuerda algunas anécdotas «muy buenas» y otras «muy malas». Hace unos años dio «mil vueltas» por el pueblo en busca de una persona desaparecida. «Todo el día hasta que llegó la noche y se suspendió el operativo de búsqueda». A la mañana siguiente, el operativo encontró al desaparecido en un lugar por donde 'Tani' había pasado «mil veces». «Justo al lado había conducido el día antes un montón de veces y no le vi». 

Algún disgusto ha tenido en su función de continuar con los métodos tradicionales para anunciar eventos. En una ocasión, en el municipio zamorano de Toro colocó un cartel en una pared. A los pocos días, recibió una notificación sobre una sanción por valor de 301 euros por pegar carteles en un lugar prohibido. «Como siempre he intentado hacer las cosas bien y no meterme en líos, pues lo que hice fue pagar la multa y punto».

El oficio de 'Tani' es único. Ya no quedan en toda la provincia más personas que se encarguen de pregonar por las calles como hace décadas. Por ello, ha recibido el encargo de otros ayuntamientos para que haga lo mismo en otros municipios. Especialmente, cuando llegan las fiestas patronales o eventos culturales. Sardón de Duero, Quintanilla de Onésimo, Pedrajas de San Esteban o Peñafiel son solo algunos de los pueblos cuyas calles ha recorrido. 

'Tani' se ha hecho tan famoso en el municipio, tanto que durante la celebración del Domingo de Ramos, el párroco llega incluso a bendecir su furgoneta junto con el resto de palmas y ramos que llevan los vecinos. «A mí me conocen todos y con todo el mundo me llevo bien porque soy muy echado hacia delante y me encanta esto de salir a la calle para anunciar estos asuntos».  

'Tani' mantiene que ese carácter abierto y afable le lleva a amar la profesión, que lleva a cabo con mucha alegría. Con ilusión y con unas ganas contagiosas que contagian al resto de vecinos.