scorecardresearch

Weissman quiere "seguir marcando" para ser el pichichi de 2ª

D.V.
-

El delantero asegura que no pudo dormir tras el partido ante el Burgos por las ocasiones falladas, aunque añade que "lo importante es que se siga ganando, y el otro día fue Cristo el que logró marcar"

Weissman, elegido jugador Estrella de diciembre. - Foto: realvalladolid.es

Shon Weissman ha asegurado este miércoles, tras volver a recibir el trofeo al mejor jugador del equipo del último mes, el de diciembre, que quiere "seguir marcando", a ser posible "en cada partido" para tratar de convertirse en el máximo goleador de Segunda.

La afición del conjunto blanquivioleta ha reconocido de nuevo al delantero israelí como el más destacado del último mes, lo que confirma la gran conexión que siempre se ha establecido entre Weissman y el público, tal y como él mismo ha reconocido en rueda de prensa, que recoge Efe, en la que ha demostrado su evidente progresión con el idioma español. "Desde que he llegado a Valladolid me he sentido muy a gusto, como en casa, con el club, con la ciudad y con la gente, que me ha mostrado un gran cariño y a la que trato de devolver con goles esa confianza que ha depositado en mí, tanto cuando las cosas han ido bien, como cuando han ido menos bien", ha comentado Weissman.

El objetivo es el ascenso, y ha mostrado su felicidad tras haberse aupado, el equipo, hasta la segunda plaza liguera, pero sabe que queda aun mucho camino por recorrer y que es importante mantener "los pies en la tierra" para, desde la humildad, "no salirse del camino trazado".

También es consciente de que una de sus obligaciones es meter goles, y por ello ha reconocido que, tras el último encuentro ante Burgos, en el que el Real Valladolid ganó por un solitario tanto de Cristo González, no pudo dormir, ya que falló las ocasiones de las que dispuso para anotar y eso le quitó el sueño. "Es difícil para mí cuando un partido acaba sin que haya podido meter gol, pero lo importante es que se siga ganando, y el otro día fue Cristo el que logró marcar", ha añadido Weissman, quien se adapta a cualquiera de los compañeros que le acompañen en punta de ataque, "porque todos son grandes jugadores".

Respecto a su buena sintonía con el técnico del equipo, José Rojo, Pacheta, el israelí ha apuntado que es "muy buena" porque "no solo es un buen entrenador, sino que también es una buena persona", un aspecto que valora mucho y que ha hecho que ambos se hayan entendido muy bien desde el primer momento.

Por último, en cuanto al hecho de que pare la competición este fin de semana, ha admitido que su deseo es "jugar ayer, hoy, mañana y pasado" y confía en que su equipo consiga mejorar en los partidos a domicilio para hacerse igual de fuertes que en el José Zorrilla, donde ya han sumado "nueve triunfos", ha recordado.