Valladolid ultima la convocatoria de 77 plazas de policías

Ical
-
Valladolid formará a policías locales de otros municipios

El Ayuntamiento cerrará la oferta pública de empleo para la Policía Local "en los próximos días" para subsanar el déficit generado por las últimas prejubilaciones

El Ayuntamiento de Valladolid tiene previsto publicar en los próximos días en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) la convocatoria de 77 nuevas plazas de agentes con los que se quieren “fortalecer y rejuvenecer” la plantilla. De ellas, está previsto que 50 sean en turno libre, 20 por movilidad y siete reservadas para el personal de tropa y marinería. De esta manera se pretende dar respuesta a la jubilación anticipada de los policías municipales, una posibilidad que aprobó hace unos meses el Gobierno y a la que se acogerán este año 83 policías en Valladolid -de ellos, 50 ya lo han hecho-.

Ante la “merma” de efectivos en la plantilla, el Ayuntamiento de Valladolid asegura haber hecho “los deberes” y haber actuado “con previsión” para liderar la reposición de los agentes “lo antes posible”. Se prevé que el 2 de septiembre la Academia de la Policía Municipal de Valladolid, con autorización de la Junta de Castilla y León, forme a los agentes seleccionados, abriendo esta posibilidad a las plantillas de otros municipios.

En la actualidad, de los 442 policías en plantilla, 55 son mandos y el 13,6 por ciento (59) son mujeres, con una edad media que asciende a 50,4 años. Al cerrar el ejercicio de 2018, las plazas vacantes en la plantilla eran de 46 entre mandos y agentes.

Así lo declaró el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Luis Vélez, durante la presentación de la memoria de la Policía Municipal correspondiente a 2018. Además del incremento de los recursos humanos, se puso de manifiesto también las inversiones realizadas en la modernización del servicio para así mejorar la seguridad de los propios policías y la calidad del servicio que prestan.

Nuevos vehículos, tanto coches como motocicletas y bicicletas, obras diversas en comisarías y chalecos antibalas personalizados para hombres y mujeres, han completado las inversiones. En concreto, el año pasado se incorporaron 18 vehículos, 19 motocicletas y diez bicicletas eléctricas que ya están utilizando los agentes como nueva herramienta de trabajo en el servicio.

Según la memoria, la Policía Municipal de Valladolid tardó una media de 3,6 minutos en acudir a una llamada, casi la mitad del tiempo exigido por la normativa, y que asciende a seis minutos. En total, durante el año pasado se prestaron 476.995 horas de servicio, en las que se realizaron 85.253 intervenciones.

De ellas, 45.874 correspondieron a vigilancias; 8.008 fueron de protección; 4.969 de información a organismos; 3.301 intervenciones en accidentes sin heridos y 588 con personas lesionadas; 1.725 notificaciones; 2.356 objetos localizados; 1.347 avisos de alarma; y 1.147 mediaciones entre particulares. Igualmente, los agentes instruyeron 1.201 denuncias por infracciones a las ordenanzas de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales, así como a la de Protección del Medio Urbano.

La mayoría de ellas se instruyeron por casos de molestias por ruidos en viviendas y música a elevado volumen en vehículos; 372 a personas por hacer sus necesidades en la vía pública; 27 por dañas árboles y jardines; 27 por dañar papeleras o contenedores; y 23 por hacer pintadas sin autorización. En lo que respecta a denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, se instruyeron 502, de las que 127 fueron a menores.

Tráfico urbano

En relación a infracciones de las normas de tráfico urbano, se tramitaron un total de 86.887 denuncias, lo que supuso una reducción del 1,89 por ciento respecto al año anterior, cuando se alcanzaron las 88.567. Los cinemómetros fijos detectaron 26.669 infracciones de exceso de velocidad, frente a las 26.448 del año anterior, y los móviles tramitaron 3.466, una cifra inferior a la de 2017, que fue de 3.702. Estos radares móviles realizaron 367 controles verificando la velocidad a 131.626 vehículos, y se enviaron tres diligencias al juzgado por circular a más de 110 kilómetros por hora, frente a las cuatro del año anterior.