Los peces del Esgueva murieron por falta de oxígeno

Óscar Fraile
-

La Confederación Hidrográfica del Duero tomó muestras y comprobó que el agua drenado por las tormentas de los últimos días arrastraba muchos contaminantes, aunque la situación ya ha vuelto a la normalidad

Los peces del Esgueva murieron por falta de oxígeno - Foto: Jonathan Tajes

Hace algo más de una semana un importante número de peces muertos aparecieron flotando en el agua del río Esgueva. Sorprendidos por la escena, varios vecinos de la zona se pusieron en contacto con la Policía Local para alertar de la situación. Los agentes trasladaron ese el problema al Seprona de la Guardia Civil y a responsables medioambientales de la Junta de Castilla y León.
Ese mismo día, varios técnicos de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) acudieron al río para tomar muestras del agua y analizar las causas de la muerte de los peces. Pues bien, después de varios días de análisis, los técnicos han determinado que «la causa de mortandad de los peces en el río Esgueva ha sido la falta de oxígeno en el agua, motivada por la afluencia en el cauce de agua drenada de las tormentas que tuvieron lugar el día anterior».
Las mismas fuentes explican que «esas aguas incorporan gran cantidad de contaminantes procedentes del lavado de la subcuenca (es decir, todo lo que arrastra la lluvia a la cuenca del río), especialmente después de un largo periodo sin precipitaciones, lo que provoca una demanda significativa del oxígeno del agua».
Durante los últimos días los peces muertos flotaban en distintos puntos del cauce, especialmente en la desembocadura del río. De hecho, a mediados de esta semana los técnicos de la CHD volvieron al río para recoger muestras de nuevo y comprobaron de primera mano que algunos animales seguían en el agua. Algunos de ellos estaban en un avanzado estado de descomposición. « Lo que confirma que se trata de peces que fallecieron con motivo de las pasadas tormentas y que aún se encuentran en el río porque posiblemente quedaran atrapados entre la vegetación y van afluyendo transcurridos varios días», señalan las mismas fuentes. 
No obstante, la visita que hicieron los técnicos en la mañana del miércoles sirvió para comprobar que todo había vuelto otra vez a la normalidad. «El resultado de las pruebas ha sido favorable en cuanto a los valores de oxígeno», dicen desde la CHD. Las pruebas también se realizaron en las aguas del Pisuerga, ya que muchos peces acabaron allí después de ser arrastrados a la desembocadura del Esgueva. Los niveles de oxígeno también fueron normales allí.