Cuatro socios de honor de la Peña del Valladolid en Cuéllar

D.V.
-

Los segovianos Jorge de Frutos, jugador de la primera plantilla del Real Valladolid, Luis Mariano Minguela, Asier Arranz y César Esteban han sido galardonados este domingo como socios de honor de la Peña Blanquivioleta 'Villa de Cuéllar'

Cuatro socios de honor de la Peña del Valladolid en Cuéllar

La Peña Blanquivioleta ‘Villa de Cuéllar’ ha querido nombrar socios de honor a cuatro jugadores segovianos que han competido en Primera División con el Real Valladolid. 

Entre ellos ha estado Jorge de Frutos, jugador de la primera plantilla del club, natural de la localidad segoviana de Navares de Enmedio, además de Luis Mariano Minguela, que con 341 partidos en Primera, es uno de los jugadores históricos de la entidad con 15 temporadas a sus espaldas, incluido el título de la Copa de la Liga. También han sido distinguidos Asier Arranz, con un ascenso a Primera con Mendilibar de entrenador, y César Esteban, que jugó en la temporada 1991-92.

Un acto en el que se han reunido casi medio centenar de los 80 peñistas que integran esta peña creada en el año 2018, y que ha querido distinguir a los últimos cuatro jugadores en jugar en la máxima categoría del fútbol español defendiendo la elástica blanquivioleta.  Jorge De Frutos, cedido por el Real Madrid, cumple sus primeros meses en la entidad, y con tres partidos en Liga, y dos de Copa del Rey en su haber, se ha mostrado agradecido por la oportunidad de jugar en Primera, y espera poder sumar muchos más minutos en esta segunda mitad de la temporada. 

Cuatro socios de honor de la Peña del Valladolid en CuéllarCuatro socios de honor de la Peña del Valladolid en Cuéllar

Asier Arranz, en activo en la Gimnástica Segoviana, debutó en Primera en la 2009-10 en Mallorca, y tiene en su haber un ascenso con el Real Valladolid a Primera, además de otro logro similar con el Xerez Club Deportivo. El extremo de Campo de Cuéllar disputó hasta 16 encuentros en el Valladolid de los récord que fructificó en el ascenso en abril de 2007 a Primera.

El tercer homenajeado ha sido el segoviano César Esteban. El central cuenta con siete encuentros en Primera en la temporada 1991-92, en el año en el que el club apostó por el talento de los jugadores colombianos bajo la batuta de Pancho Maturana. César ha tirado de anécdotas para contar que logró un gol en Primera, aunque fuera en propia puerta, guarda este recuerdo en paño de oro. 

Pero sin lugar a dudas el gran protagonista ha sido Luis Mariano Minguela. Nacido en Frumales disputó 341 partidos en Primera División, siendo internacional en 1989. Minguela consiguió la Copa de la Liga en el año 1984 y es uno de los grandes jugadores de la historia del Real Valladolid. Además, participó en el partido inaugural del estadio José Zorrilla, en febrero de 1982 ante el Athletic, y en la final de la Copa del Rey de 1989 en la que el Pucela cayó derrotado ante el Real Madrid. En su haber quedan también 24 goles en Primera División. Minguela ha recordado sus 15 temporadas en los años 80 y 90, y cómo pudo disfrutar al más alto nivel hasta el año 1992.

Además, han participado Luis Rodríguez, de la Federación de Peñas del Real Valladolid, el alcalde de Cuéllar, Carlos Fraile, la concejal de Deportes, Raquel Gilsanz, y otros colaboradores como Jesús Gómez, de Delicias de Cuéllar, cuyas pastas han sido uno de los obsequios a los cuatro socios de honor. También se han llevado una escultura del Castillo de la villa, y una bufanda de la Peña que espera poder seguir celebrando más éxitos del Real Valladolid, incluida la permanencia a final de temporada.