El Ayuntamiento aprueba el II Plan de Accesibilidad

D.V
-

Responden a la necesidad de gestionar una compleja diversidad étnica, lingüística, religiosa y cultural y para avanzar en el concepto de ciudad como espacio para la convivencia y la inclusividad

El Ayuntamiento aprueba el II Plan de Accesibilidad

La Comisión de Cultura, Educación, Participación Ciudadana y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Valladolid aprobó hoy el Plan de Convivencia Ciudadana Intercultural (2019-2023) y el II Plan de Accesibilidad. Según señaló la concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, ambos son fruto del consenso y de la evolución social del municipio, “junto al aprendizaje de las prácticas incorporadas a los anteriores planes”.

En el caso del Plan de Convivencia Ciudadana Intercultural (2019-2023), su contenido se sustenta en el desarrollo del I Plan de Integración para la Población Inmigrante (2005-2008) y en el II Plan de Convivencia Intercultural (2010-2013). “Con este nuevo Plan, se trata de dar respuesta a una población acogida por el primer plan y promocionada por el segundo, siendo su objetivo fomentar la convivencia pacífica en el municipio de Valladolid, promoviendo el respeto y la tolerancia hacia los grupos que por su diversidad puedan ser objeto de discriminación”, añadió Romero.

En su opinión, el Ayuntamiento debe gestionar una compleja diversidad étnica, lingüística, religiosa o cultural en los distintos ámbitos de convivencia y con especial relevancia en los barrios. “Este enfoque implica actuaciones no solo desde lo relacional, sino aportando una visión integral de la persona y sus derechos, responsabilidades y pertenencias que dan significado al termino ciudadanía”, precisó.

Además, añadió que el Plan ha sido fruto del consenso y se ha elaborado con la colaboración de un grupo de trabajo, surgido del Consejo Municipal de Personas Inmigrantes. Pare ello se han tenido en cuenta las principales novedades sociales, explicó, citando entre ellas “la movilidad humana, matrimonios mixtos, infancia con doble ciudadanía, casuísticas en los barrios, protección internacional y diversidades que se han registrado en Valladolid”.

Principales novedades

Como principales novedades incorporadas en el Plan de Convivencia Ciudadana Intercultural (2019-2023) se incorporan a los órganos de participación el Observatorio Municipal de Derechos Humanos, la mesa por la diversidad religiosa y la mesa de experiencias y buenas prácticas.

Además, en el Área de Acogida y Promoción, habrá atención en el CEAS salvo personas indomiciliadas y atención a personas solicitantes de protección internacional; en Igualdad de Oportunidades la promoción de la diversidad y el reconocimiento de sectores laborales con destacada presencia personas inmigrantes; y en Gestión de la diversidad el compromiso actividad política, pronunciamientos institucionales, pertenencia a redes comprometidas con la diversidad y su visualización y diversidad religiosa

Igualmente en el Área de Mediación se incorporarán mediadores para la resolución de conflictos y formación, junto a la mediación y convivencia en barrios y una red de mediación anti-rumores. En prevención y sensibilización se abordará el radicalismo y delitos de odio, las muestras de diversidad cultural, los módulos educativos por la diversidad y el aprendizaje de buenas prácticas. Finalmente, en ciudadanía y participación se incluirá el empoderamiento de la población inmigrante, la estrategia comunicativa, el compromiso de las entidades sociales en el fortalecimiento tejido asociativo inmigrante y la presencia de la diversidad de los medios de comunicación.

Accesibilidad

En cuanto al otro Plan aprobado en la Comisión de Cultura, Educación, Participación Ciudadana y Servicios Sociales del Ayuntamiento, el denominado II Plan de Accesibilidad, se procede a la renovación del compromiso compartido de todas las Concejalías del Ayuntamiento. Según la concejala, Rafaela Romero, “se trata de lograr que la ciudad avance en su concepto de espacio para la convivencia”.

Además, añadió que el Plan constituye una herramienta de gestión y planeamiento municipal para convertirá a Valladolid “en una ciudad inclusiva donde se promuevan valores compartidos orientados al bien común y a la cohesión social y en la que se permita que las personas con discapacidad tengan los mismos derechos y oportunidades que el resto de la ciudadanía”.

En esta línea recordó que en el I Plan de Accesibilidad se diseñaron acciones tendentes a mejorar la accesibilidad y evitar o suprimir las barreras arquitectónicas, urbanísticas, en el transporte y en la comunicación, para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía . para Romero, el II Plan pretende garantizar derechos fundamentales sobre servicios públicos, participación o comunicación. “De ellos no solo van disfrutar las personas con discapacidad, que en la ciudad representan el 7,54 por ciento, o las personas mayores, que constituyen el 25,8 por ciento, sino toda la ciudadanía en igualdad de condiciones”, dijo.

El conjunto de actuaciones recogidas nace del análisis y consenso del Grupo de Trabajo Participación Social, creado a tal fin, en el marco del Consejo Municipal de Personas con Discapacidad y contiene 112 actuaciones, de las cuales 52 constituyen nuevas propuestas (el 46,43 por ciento).

Las líneas estratégicas del nuevo Plan se centran en la consideración de la accesibilidad en el entorno como un derecho inherente a las personas; el establecimiento de propuestas orientadas a la dinamización, promoción e impulso de la accesibilidad favoreciendo la autonomía personal y la libre elección; la promoción de políticas de educación y formación adecuadas a los distintos agentes implicados en el campo de la accesibilidad; y el fortalecimiento del diálogo con la sociedad civil favoreciendo su participación en la ejecución y seguimiento del plan.