UGT critica a CVE por querer vincular salario y absentismo

Ical
-
Una profesional sanitaria atiende a una paciente. - Foto: David Pérez

El sindicato denuncia que los empresarios "persiguen apropiarse" de una competencia "pública" para reducir los periodos de baja y así, reducir el gasto de la prestación

UGT Castilla y León cargó hoy contra el planteamiento de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) de vincular el salario al absentismo ampliando la competencia de las mutuas en las altas médicas en los procesos de incapacidad temporal por contingencias comunes, y reduciendo el protagonismo de los médicos de Atención Primaria. La organización rechazó también el binomio absentismo-incapacidad temporal que establece esta organización.

El sindicato recordó, a través de un comunicado de prensa, que la incapacidad temporal "no es absentismo" porque no es una “abstención deliberada de acudir al trabajo”. Asimismo, denunció que afirmar que si las mutuas consiguen la competencia de las altas médicas en los procesos de incapacidad temporal por contingencias comunes se reducirían las incapacidades es, cuanto menos, temerario.

"Vincular el absentismo a la incapacidad temporal además de erróneo es tendencioso, ya que lo que pretenden es que las mutuas amplíen su cuota de negocio a costa de la privatización de actividades y competencias de la sanidad pública", indicaron desde la centra sindical.

En este sentido, UGT constató que los empresarios "persiguen apropiarse" de una competencia “pública” como son las altas médicas, para reducir los periodos de baja y así, reducir el gasto de la prestación, según ellos.

Aseveraron desde la organización que en el fondo lo que pretenden con esta propuesta es que las mutuas "generen mayores superávits y poder así incrementar sus propias reservas".
"Esta cantinela, que cíclicamente escuchamos en torno al binomio 'absentismo-IT', consigue crear en el imaginario colectivo una imagen distorsionada de un problema más complejo de lo que a simple vista parece, pues responde a factores que muchas veces tiene que ver con las deficitarias condiciones de trabajo que soportan muchos trabajadores. Por lo tanto, las soluciones deben adoptarse en el ámbito de la empresa".

En este contexto, UGT apostó por que las mutuas se centren en los procesos derivados de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, con la misma intensidad con que reclaman mayor protagonismo en las contingencias comunes, haciéndose cargo de todas aquellas patologías derivadas del trabajo, en lugar de endosárselas a los sistemas públicos de salud. Es así como "podrían cumplir su función de colaboración con la Seguridad Social y contribuir, realmente, a reducir la carga económica y asistencial que están trasladando al sistema".

"La obsesión por las bajas médicas y su coste, no puede servir de excusa para derivar a otros la responsabilidad de las empresas en la organización de unas condiciones de trabajo apropiadas y satisfactorias para los trabajadores", concluyeron desde UGT.