Puente rechaza que se dé por sentada la victoria del PSOE

Ical
-

El alcalde de Valladolid afirma que el escenario es "incierto" y apela a que el ciudadano sea consciente de que está en juego avanzar o un modelo de desigualdad

Puente rechaza que se dé por sentada la victoria del PSOE

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se mostró hoy “muy cauteloso” ante el resultado que arrojan las encuestas electorales tanto para las elecciones generales como para las municipales, que anticipan una victoria del PSOE, y rechazó “todo este hecho” al considerar que esa consolidación sólo busca “desmovilizar” el voto de la izquierda y de los progresistas.

Puente, a preguntas de los periodistas ante las encuestas conocidas este fin de semana, apeló a la cautela y aseguró que el escenario es “incierto” en el ámbito nacional y en el municipal, aunque expresó confianza si los ciudadanos acuden a votar.

“Depende de la movilización del 26 de mayo. No me gusta que se trasladen determinadas confianzas al electorado que lo único que pretenden es desmovilizar”, opinó el regidor en referencia a la encuesta que le sitúa al borde de la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Valladolid.

Puente reconoció que, pese a ese “escenario incierto a nivel local y nacional”, existe la posibilidad de consolidación de lo que entiende que es uu proyecto de futuro y social, en referencia al PSOE, pero alertó de que hay un “riesgo de involución”, en caso de que se apueste por otra mayoría distinta que “reabra debates superados y ahonde en desigualdades”

“Espero que el electorado sea consciente de lo que hay en juego”, aseveró Puente, convencido de que hay un proyecto, el de su partido, que persigue avanzar y erradicar la desigualdad en los servicios públicos, pensiones o empleo y otro modelo que sigue “defendiendo a los que más tienen y se centra el foco en cuestiones menos relevantes y más ficticias”.

Por ello, insistió en apelar a que los ciudadanos sean conscientes de lo que “hay en juego” y acudan a votar y en que no le “gusta” que se traslade que “esto esto hecho”, al considerar que se busca desmovilizar al electorado de izquierdas y progresista.