La Copa espera al Aula en Málaga

M.B
-

Las vallisoletanas se medirán el jueves (15.30 horas) al Atlético Guardés en cuartos de final

Peñas da instrucciones a sus jugadoras en el partido ante Porriño. - Foto: VGARIBAY

El Aula Alimentos de Valladolid ya se encuentra en modo competición on. Es decir, a punto de arrancar la temporada 2020-2021 que, como curiosidad, lo hará con la disputa de la Fase Final de la Copa de la Reina de la pasada campaña, es decir, la aplazada en el mes de abril en Alhaurín de la Torre en Málaga. Hasta allí se desplazará este próximo miércoles, 2 de septiembre, el equipo vallisoletano para disputar los cuartos de final del conocido como torneo del KO un día después, el jueves, a partir de las 15.30 horas ante el Atlético Guardés, su rival en dos amistosos de pretemporada.
Aunque esos amistosos de nada servirán este jueves, en un encuentro ya oficial, en principio con público en las gradas, y con muchas incógnitas, que llegan sobre todo por la pandemia de la covid-19. Hay que recordar que el último partido de la Liga Guerreras Iberdrola data del 7 de marzo, es decir, de hace medio año.
El Aula llega a la Copa tras jugar 5 encuentros de preparación. A los dos con las gallegas se unen los jugados ante Cleba León, Porriño y Pozuelo. «Estoy contento con el trabajo realizado. En los partidos no había exigencia de resultados, sino la búsqueda de conjuntar. Sorprendentemente me está gustando lo que he visto, con casos de buena conexión», analizaba el técnico, Miguel Ángel Peñas, esta semana. Una semana en la que ya tenía la vista puesta en el arranque de la competición tras tres duras de preparación, sobre todo en el aspecto físico.
A Málaga, Peñas se lleva a 16 jugadoras, todas las que permite el reglamento, dejando en casa a las más jóvenes. Esta semana tenía aún la duda de Ana Viloria, con un problema en un dedo, pero confiaba que con el paso de los días la extremo vallisoletana fuese de la partida. Aunque antes, plantilla, cuerpo técnico y auxiliares tendrán que pasar por los correspondientes test PCR para garantizar el desarrollo de la competición. «No hemos tenido ningún problema ni casos hasta el momento... malo sería», añadía un Peñas que ha buscado la normalidad en los entrenamientos pese a todo lo que rodea al deporte. De hecho, salvo el aplazamiento del amistoso del Bera Bera y algún cambio de ubicación, lo demás ha seguido su curso con cierta normalidad e incluso público en los encuentros de preparación en Huerta del Rey.
El primer rival del Aula Alimentos de Valladolid será el Atlético Guardés. Será un encuentro sin margen para el error en un horario complicado, las 15.30 horas y probablemente con calor y humedad: «Eso es algo que nos afectará por igual a los dos conjuntos». 
Peñas no piensa en nada más que en el partido contra las gallegas. Aunque sabe que de ganar le espería el Super Amara Bera Bera o el Elche visitelche.com el sábado, 5. «Voy a jugar un partido, para ganarlo, el de Guardés. Lo que venga después ya se verá. Me gustaría pasar la eliminatoria, aunque sea complicada. O dos partidos más. Vamos a disfrutar, pasarlo bien...», resume un técnico siempre ambicioso y que no olvida que la última edición de la Copa de la Reina dejó a su equipo a las puertas de un título, con un gran subcampeonato, lo que supuso su clasificación para competiciones europeas.
El Guardés, que tiene al vallisoletano Jesús López como presidente desde el pasado junio, cuenta con cuatro caras nuevas este año, la joven internacional Paula Arcos, la central eslovaca Erika Rajnohová, la portera Míriam Sempere y la extremo Daniela Moreno, y mantiene el bloque del pasado año, con Carratú, Sempere, Pérez, Buforn, Descalzo, Gómez, Valero, Urban, Mazza, Morais, Barbosa, Lima y Santiago.

Pruebas PCR

Entre las numerosas normas de protocolo y seguridad que ha enviado la Federación Española de Balonmano a los clubes que participarán en la Copa de la Reina está la de que todos los integrantes que viajen a Málaga lo hagan con sus respectivas pruebas PCR negativas. Así, las jugadoras, cuerpo técnico y ayudantes pasarán entre el lunes y el martes dichos test para desplazarse el miércoles hasta Alhaurín, donde por la tarde-noche se ejercitarán en la pista del Polideportivo Municipal ‘El Limón’. El hotel de concentración será un búnker para evitar contagios.