Media vida en sus entrañas

M.B
-

África Lesmes nació, «en una pretemporada», en Ceuta, de donde era su padre, Paco Lesmes. Desde 1985 trabajó al frente del polideportivo Pisuerga, uno de sus 10 lugares favoritos de Valladolid

Media vida en sus entrañas

Calle Portugal. África Lesmes vivió en esta calle entre paseo Zorrilla y Gabilondo con sus padres durante su infancia: «Hasta que me fui a estudiar a Madrid». Los recuerdos de esos primeros años en Valladolid se agolpan en su mente. Uno de ellos, quizá el que recuerda con más cariño, es que su tío Teodoro Domínguez, que fue directivo y presidente del Promesas, tenía al lado la panadería Domínguez: «Me encantaba y he llegado a repartir pan con carro y los caballos».
Colegio Agustinas (actualmente Nuestra Señora De La Consolación, en Puente Colgante, 75). Allí estudió y de allí son la mayoría de sus amigas de la infancia. Estuvo en este centro escolar hasta lo que en su época era 4º de Reválida (antesala de la enseñanza media antes de entrar en la Universidad) y en él comenzó a jugar al baloncesto con 11 años: «Realmente era a Mini». Recuerda que uno de esos años les llegó a entrenar Mario Pesquera (también jugaba su prima Choni) y fueron campeonas de España en edad escolar. 
Zona de la playa Moreras. Por todo lo que vivió allí como jugadora, como usuaria de sus piscinas y luego como practicante de deporte en general. Allí comenzó con el Medina, mítico equipo de baloncesto de la ciudad en los años 70. Allí iba a las piscinas: «Por las mañana iban las mujeres y por la tarde los hombres, creo recordar. Al principio, nos llevaba una señora a mi hermana y a mí; luego cuando ya se podía ir mezclados, nos llevaba mi padre hasta que nos íbamos a Ceuta a veranear». Además, asegura que es un entorno precioso para hacer actividades deportivas.
Viejo Estadio José Zorrilla. Atesora un sinfín de anécdotas en la zona donde hoy se ubica El Corte Inglés del paseo Zorrilla. La mayoría vinculadas a su padre, Paco Lesmes. Allí le veía entrenar y jugar. Allí aprendió a conducir: «Mi padre me metía en la furgoneta y me dejaba dando vueltas en el campo de tierra». No se olvida que en el campo de césped se preparó cuando le llamó la selección española júnior de baloncesto: «Mi padre me pegó una paliza...». Sin olvidar los manguerazos que les daban los veteranos del Pucela a sus hijos.
Feria de Muestras. Cuando le llamó Jorge Bouzas para el Medina (donde también estuvo Pilar Fernández Valderrama), el pabellón de entrenamiento y de juego se situó en la Feria de Muestras. «Ahora se ve con casas. Antes cuando pasabas el puente desde el centro no había nada», señala, recordando el frío que pasaban. En el Medina debutó en la Liga nacional. «Pusieron una gradas, como ahora en los Juegos Escolares», añade sobre cómo era la pista. 
Colegio Apostolado (camino Viejo de Simancas, 23). África entrenó, una vez que regresó de estudiar en Madrid, en varios centros escolares, como el Miguel Hernández, las Francesas... aunque se queda con el Apostolado, donde más años estuvo, haciendo no solo baloncesto, sino atletismo, voleibol...
Pabellón Fuente La Mora. A la vez que entrenaba en varios colegios, ella seguía jugando al baloncesto en el CDU, primero en Huerta del Rey y luego en Fuente La Mora, al pasar a formar parte el equipo de la Universidad. Allí hizo muchas amistades, con las Ana Merino, Maisa Ost, Luisi Luengo, Tere Rodríguez... y muchas otras.
Bodegas Samuel (calle Nicasio Pérez). Lugar de encuentro que no olvida África ni seguro que muchas exjugadoras del CDU. «Cuando acabamos de entrenar, íbamos allí a relajarnos», señala. Y sonríe cuando piensa en los porrones de cerveza y los cacahuetes que se tomaban entorno a una mesa y hablando del partido o del entrenamiento realizado. 
Huerta del Rey (calle Joaquín Velasco Martín, 9). «Allí empecé a trabajar en la FMD», señala. Y de aquello han pasado 37 años. África ingresó en la FMD en la década de los 70 como profesora dentro del programa ‘Contamos contigo’ para más tarde ocupar el cargo de Directora de Ocio y Tiempo Libre. «Empecé dando clases cuando me llamó el entonces gerente, Fernando Alonso. Al poco empezamos a trabajar en Huerta del Rey Antonio Fraile, Félix Tremiño, Alberto Labajos y yo», añade sobre lo que ha significado un pabellón que se construyó cuando su padre era el concejal de Deportes«. 
Polideportivo Pisuerga. «Se trajo el Mundial de gimnasia e hice la parte de inauguración, con Conchita de Lope», recuerda. Era 1985 y se quedó allí. Ha visto todo tipo de deportes: «Me encantó el Mundial de agility... pero se ha hecho hasta patinaje sobre hielo. Es perfecto para todo tipo de actividades», añade. Se jubiló el año pasado. Aunque de vez en cuando sigue yendo por allí. Ha sido y es su casa.