Un libro muy 'colaborativo'

M.Rodríguez
-

El escritor e investigador vallisoletano Jesús Anta y la editorial Páramo inician una campaña de micromecenazgo para financiar la edición de 'El patrimonio del concejo', en la que también colabora Manuel Sierra

Un libro muy ‘colaborativo’ - Foto: miriam chacon

U n paseo inédito por el patrimonio civil de Valladolid. El escritor e investigador vallisoletano, Jesús Anta, está rematando la que pretende que sea la publicación divulgativa «más importante» sobre construcciones civiles, privadas o públicas, en la provincia, que se ha presentado hasta la fecha. «El libro trata de ese patrimonio civil que ha sido imprescindible para los municipios vallisoletanos, desde la casa consistorial al último chozo de pastor perdido en el páramo, pasando por las escuelas, fuentes, mataderos, pósitos, colmenares, guardaviñas,...», apunta.
Aunque para que vea la luz  esta investigación de más de dos décadas es necesario asegurar la financiación de la edición de un libro que el autor califica «caro». El patrimonio del concejo contiene más de un centenar de fotografías en color, además de una portada que ha realizado el pintor Manolo Sierra  y un prólogo de la poeta y profesora Esperanza Ortega. «En consonancia con el proyecto, el soporte en el que se publique estará cuidado al detalle, con tapa dura, con sobrecubierta, guardas a color, cabezadas a juego o papel ahuesado de 135 gramos», detallan desde la editorial.
Jesús Anta y la editorial vallisoletana Páramo han iniciado esta semana una campaña de micromecenazgo en las redes sociales, que en pocos días ya ha conseguido recaudar casi la mitad de los 3.300 euros necesarios. Esta iniciativa de crowdfundig ofrece varias modalidades para adaptarse a todos los bolsillos. Así, la modalidad básica garantiza un ejemplar  firmado por el autor por el precio de 20 euros frente a los 25 por los que se venderá en las librerías. Otras opciones posibilitan recibir dos ediciones por 38 euros y por 42 euros recibir el libro con una reproducción de la lámina de la pintura original de la portada de Manuel Sierra.
El escritor anima a los vallisoletanos a participar en este proceso colaborativo que les permitirá «disfrutar de un libro para tocar y leer». Jesús Anta recalca que no es un libro técnico sino que se ha realizado «desde el corazón» y que contribuirá a «mejorar» la cultura general sobre la  historia de la provincia.
Reivindicación. Este trabajo de «acumulación» después de los miles de kilómetros recorrido por Anta y los diversos testimonios orales recogidos en cada pueblo tiene «un punto reivindicativo». El autor trata de llamar la atención sobre lo interesante que es  este patrimonio y la necesidad de valorarlo y protegerlo «porque en realidad forma parte del paisaje de las tierras vallisoletanas».  En este sentido, apunta. «En los pueblos no se daba valor a esta patrimonio ya que cuando dejaba de tener uso nadie se ocupaba de mantenerlo»,  recalca. En este sentido, constata que se ha perdido mucho patrimonio o que «se está en verdadero trance de desaparecer por completo». Un proceso que, apunta, se ha producido especialmente en los municipios que han crecido rápidamente. «Hay un inexplicable sentido de la destrucción,  al mismo tiempo que los municipios se expande como un tsunami devastando todo lo que  encontró a su paso por los alrededores». 
En la publicación se repasan las casas consistoriales, que se considera que son los edificios «más interesantes» de la mayoría de los municipios. También se documentan los diferentes tipos de chozos y las guardaviñas, que eran construcciones que ofrecían protección ante las inclemencias del tiempo, servían para dejar los aperos de labranza o de vivienda temporal para agricultores y ganaderos. De muchas de estas edificaciones solo quedan restos, lo mismo que sucede con los colmenares, de los que  Anta apunta que están en un estado «realmente lamentable». En definitiva, un libro para en disfrutar y reivindicar el patrimonio del común.