El árbol que une arte y universidad

M.Rodríguez
-
El árbol que une arte y universidad

La Facultad de Filosofía y Letras celebra el 20 aniversario de su sede con una instalación artística en forma de árbol, que también conmemora el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín

De instalación efímera a pieza de la colección de arte contemporáneo de la Universidad de Valladolid (UVa). La primera versión de la instalación ‘Wieder-vereinigung’ (re-unificación) se planteó en la Facultad de Filosofía y Letras en 2015, con carácter efímero, en conmemoración del 25 aniversario de la reunificación alemana. Una obra que gustó tanto, según confirma el decano de la facultad, Javier Castán, que se decidió encargar otra similar, pero esta vez con materiales más duraderos para convertirla en «seña de identidad».
La artista alemana, afincada en Valladolid, Bettina Geisselmann,  realizó la primera versión utilizando originales de periódicos alemanes y españoles de la época. La acción se planteó dentro de unas jornadas de cultura alemana organizadas por la facultad y su elaboración tuvo un carácter participativo. «La memoria de aquel acontecimiento histórico surge de la ramificación de los recuerdos, que dan forma a una nueva unidad», explica su autora.
Esta segunda versión de la obra, que ya cuelga del ojo de la escalera principal de la facultad, se ha elaborado con materiales más duraderos. En esta ocasión los periódicos han sido tratados para hacer perdurable la pieza. «Los árboles, -en palabras de Herman Hesse- son pilares que irradian sabiduría. Me interesan como símbolo ancestral que representa la vida en constante evolución y que nos acompaña desde los comienzos de la humanidad. Sus ramas se bifurcan tomando nuevos caminos, abriendo espacios para nuevas ideas», detalla la artista.
Un símil que también emplea el decano, que recalca que esta obra concitó «unanimidad» en su primera versión y la mantiene en la actualidad. «La primera versión estuvo colgada hasta que se deterioró tanto que la tuvimos que retirar. Los alumnos comenzaron a preguntar por la pieza porque todo el mucho la había hecho suya y decidimos encargar una nueva instalación, esta vez vinculada a la celebración del 20 aniversario de la nueva sede de la facultad» explica Javier Castán.
Y es que este árbol de diez metros, que queda suspendido desde la penúltima altura del patio interior que conforma la escalera central de la facultad ya es todo un símbolo para los estudiantes y profesores de las diez titulaciones que se imparte en esta facultad. Tanto que incluso se utilizó su imagen para la felicitación navideña de este año. 

Por su parte, la autora destaca que la obra simboliza el resultado de un proceso complejo de transformación histórica, donde el testimonio impreso de las informaciones periodísticas actúa como «tejido de una nueva estructura orgánica». En este sentido, apunta que el emplazamiento de la instalación «deja abierta a los ojos del público una doble lectura, ¿la estructura cae o se eleva?».
otro aniversario. El encargo de esta instalación no solo se produce en el contexto de celebración del 20 aniversario de la Facultad sino que, además, coincide con la conmemoración este año del 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, uno de los acontecimientos de mayor trascendencia de la historia reciente de Europa.
La artista alemana, residente en Valladolid desde hace seis años y con taller en Portillo, forma parte también del colectivo Néxodos, reflexiona en su trabajo artístico sobre las percepciones subjetivas en las maneras de representar el mundo, con un creciente interés por los equilibrios socio-económicos. Geisselmann también está interesada por transitar entre disciplinas, en sus proyectos tienen un notable protagonismo materiales como el hielo, las plantas, los periódicos y, en los últimos años, el vidrio. 
En 2018 fue seleccionada para la exposición dual ‘¿Fronteras?’ en el Museo Patio Herreriano, participó en el Primer Simposio Internacional Monte Paraíso con exposición en Lisboa y en ferias de Madrid como Gabinete Art Fair e Hybrid.