scorecardresearch

El CES alerta del problema generacional en la sanidad

SPC
-

Un informe de la institución considera que el sector debe perseguir ser un nicho de empleo «cualificado y estable» y posicionarse como «estratégico»

Una de las rastreadoras de casos covid que ha trabajado en un hospital soriano. - Foto: Eugenio Gutiérrez

El Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León mostró su inquietud y preocupación «creciente» en relación al relevo generacional en el sistema público sanitario, por lo que consideró necesario que el acceso a las profesiones sanitarias se incremente al objeto de cubrir, tanto el creciente número de jubilaciones como el aumento de la necesidad de profesionales sanitarios existente en la actualidad, buscando el «necesario» equilibrio que refuerce el sistema. Un informe que explora las oportunidades de innovación y desarrollo del sector salud tras la covid-19 destacó que el sector salud debe perseguir ser un nicho de empleo «cualificado», «bien remunerado» y «estable», que se posiciona como estratégico en términos de creación de empleo de calidad en la Comunidad en el horizonte 2030.

El 'Informe a iniciativa propia sobre oportunidades de innovación y desarrollo empresarial dentro del Sector Salud de Castilla y León', un análisis que realiza propuestas y recomendaciones mirando al futuro de la salud de la ciudadanía después de la pandemia y apoyado en un detallado estudio cuantitativo y cualitativo del ecosistema de salud, destacó que la mayor parte de los puestos de trabajo que se espera generar en el sector a corto y medio plazo son puestos de media y alta especialización, lo que hace que podamos considerar este sector como estratégico en términos de creación de empleo de calidad en Castilla y León. 

El CES apostó por «promover y facilitar» la inclusión de las competencias relacionadas con la salud digital en los planes de estudios y formación de todos los profesionales de la salud y los trabajadores afines. 

Entre las 21 recomendaciones consultadas por la Agencia Ical están que la salud se debe plantear como una inversión y no como un gasto, al precisar que la mejora de la salud contribuye al crecimiento económico liberando recursos que de otro modo sería necesario destinar al tratamiento de enfermedades, y que como elemento generador de riqueza favorece la creación de puestos de trabajo de alto valor añadido.

En este sentido, recordó que el sector salud tiene un peso relevante en la economía de Castilla y León, ya que la industria de la salud y la calidad de vida representaban en 2019 un 5,8 por ciento del PIB regional y sus empresas han registrado en los últimos cinco años un crecimiento lento, aunque positivo.

Además, el Consejo Económico y Social hace referencia a l impacto positivo durante la pandemia de la colaboración público-privada en materia de I+D y transferencia de conocimiento, después del suministro de productos y servicios por parte de las empresas. De ahí que abogó por aprovechar la experiencia alcanzada en la mayor agilidad administrativa en la contratación pública de este tipo de bienes y servicios para simplificar procedimientos «siempre que sea posible».

Telemedicina

También hay un apartado sobre la implantación de la telemedicina y la teleasistencia, que servirá de impulso a corto y medio plazo para un conglomerado de empresas intensivas en conocimiento, muchas de ellas con sede en Castilla y León, y también puede facilitar el establecimiento de sinergias entre dos sectores estratégicos, el Sector Salud y el de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Y es que el informe del CES señaló que la transformación digital de la atención de la salud puede suponer una «revolución» para el sector.