Polvorones El Toro se expande con una nueva fábrica

R. Gris
-

La empresa levanta una planta de 1.400 metros cuadrados en el polígono de Tordesillas para llevar su marca «a todo el territorio nacional» mediante cadenas de supermercados tras realizar una inversión de un millón de euros

Polvorones El Toro se expande con una nueva fábrica

La marca Polvorones el Toro de Tordesillas está en plena expansión. La demanda existente en todo el país ha hecho que los propietarios de Dulces Galicia en Tordesillas, empresa que comercializa los tradicionales dulces navideños, haya iniciado un  proyecto para estar presente prácticamente en todo el territorio nacional de la mano de algunas grandes cadenas de supermercados como Carrefour. La mítica compañía de Tordesillas ha iniciado la construcción de una planta en el polígono industrial que el Ministerio de Fomento tiene junto a la A-62 para ampliar la producción de los polvorones y cubrir la demanda existente. 
Los propietarios han realizado una inversión de un millón de euros para levantar una factoría de más de 1.400 metros cuadrados tras la adquisición de una parcela de más de 3.500. «Hemos tomado la decisión porque el obrador que tenemos en el pueblo se nos ha quedado especialmente pequeño y en la nueva fábrica la vamos a dedicar únicamente a la fabricación del polvorón». Dulces Galicia es conocida por la gran variedad de pasteles y dulces que se elaboran en la tienda ubicada en la calle de Santa María, pero fuera de Tordesillas saltó a la fama por sus exquisitos polvorones. 
El máximo responsable de esta empresa familiar, que inició su andadura en 1850 y que ya ha alcanzado la quinta generación, Carlos Galicia, explicó que la demanda de los polvorones, en todas sus variedades, y por eso han adoptado esta decisión. La inversión para la puesta en marcha de la fábrica será de un millón de euros y las previsiones son que esté operativa ya en el mes de septiembre para que se pueda aumentar la producción ya este mismo año de cara a la próxima Navidad. «El obrador actual lo vamos a seguir manteniendo para el funcionamiento diario de la pastelería». 
Este importante cambio para la empresa supondrá también un aumento considerable de la plantilla, especialmente durante la época navideña. Actualmente, son ocho los trabajadores que desarrollan sus labores en la pastelería y se encargan también de la elaboración de polvorones. Los meses previos a la Navidad se realizan «otras nueve contrataciones». La previsión de manejan ahora los propietarios de la empresa es que el número de trabajadores se incremente «en un 20 por ciento».  No obstante, si se cumplen las expectativas de negocio la compañía no descarta que se pueda duplicar «en un futuro próximo». 
140.000 kilos.  La empresa elaboró 140.000 kilogramos solo de polvorones durante el año pasado y la previsión con las nuevas instalaciones industriales se incremente en un 20 por ciento rondando de esta forma los 170.000 kilos durante este año. La empresa es consciente de que su mercado está dentro del territorio nacional, donde comercializa el 90 por ciento de su producción. «Sí es verdad que exportamos polvorones a tres países europeos, pero el resto es en Castilla y León y el resto de comunidades». 
La decisión de afrontar los trabajos de la nueva planta para ampliar las instalaciones llegó tras observar que la demanda era creciente en algunas comunidades autónomas que estaban desabastecidas. «Hay regiones donde nuestro producto no llega todavía porque no hemos hecho intención y no conocen todavía nuestro producto y  hemos hecho algunas degustaciones con una respuesta muy positiva». 
De esta forma, la intención  es que la implantación de Polvorones el Toro llegue de la mano de cadenas de alimentación. «Preferentemente el desembarco del producto va a ser de esta forma, aunque luego nosotros buscaremos nuestros puntos de distribución». La intención es que los polvorones se pueden encontrar durante todo el año en grandes superficies comerciales como Carrefour. En la actualidad, Dulces Galicia solo llega con esta marca en los supermercados de Castilla y León y la previsión es aumentar las ventas a través de varias comunidades. «Ahora mismo estamos en negociaciones con Gadis, con Froiz y con Alcampo y tenemos buenas perspectivas». 
La intención de la empresa es que este mismo verano comiencen las primeras pruebas para que sea a partir del mes de septiembre cuando ya arranque la línea de producción para estar listos de cara a la campaña de Navidad.