Pelaya será la reina de su camada

R. Gris
-

El propietario de la flamante campeona de España en el Nacional de Galgos reconoce que la perra «no volverá a correr nunca más en público» y afirma que vivirá «en el corral de siempre» junto a sus hermanas y su madre

Pelaya será la reina de su camada

Pelaya de Safesa se ha convertido en la perra del momento después de que la pasada semana se proclamara vencedora del Campeonato Nacional de Galgos. Lo ha hecho de forma clara, contundente, con carreras cortas y precisas y demostrando una clara superioridad sobre sus rivales. De casta le viene al  galgo. Su madre, Única de Safesa llegó a cuartos de final hace cuatro años en el mismo campeonato en la localidad abulense de Madrigal de las Altas Torres y su padre Sueco de la Puebla de la Sueca fue subcampeón de la Copa del Verdejo el año pasado.
Durante estos días, su dueño Felipe Sánchez está viviendo un momento dulce y la perra, también. Reconoce que no volverá a correr nunca más en público. «Solo lo hará para la cuadrilla nuestra y para enseñar a las que vengas detrás». La campeona de España pasará a llevar una vida de tranquilidad que sirva para educar al resto de hermanas y a las futuras camadas que puedan venir en los próximos años. Sus dueños, Felipe Sánchez, padre e hijo, tienen claro que han llegado a lo más alto durante estas pasadas semanas. «Ya no hay nada más, en este deporte ya hemos alcanzando lo máximo. Es como si hubiéramos ganado la Champions». 
El propietario recuerda el momento cuando junto al Ángel Lorenzo, miembro del Club La Medinense, decidieron que la galga se presentara al Campeonato de España. «En un principio sabíamos del potencial que tenía la perra, pero pensábamos que podría tener posibilidad de llegar, pero en ese momento no pensábamos en ganar». 

- Foto:
Según iban pasando las eliminatorias del Campeonato Regional, tanto el propietario como Ángel Lozano se iban mostrando cada vez más satisfechos con la actitud de Pelaya. «Es una perra que quiere la liebre para ella, que tiene ganas de liebre y eso se nota en la forma de correr». Ambos destacan la «suerte» que han tenido en cada una de las eliminatorias, ya que Pelaya ha pasado todas en dos carreras. «Dos puntos y a casa. Y a la siguiente, dos puntos y a casa y eso al final te ayuda mucho». 
La verdad es que Pelaya ‘ha despachado’ a sus rivales en dos carreras normalmente cortas. «Parece que le habíamos enseñado las reglas del campeonato. Primero dejaba salir al otro perro delante y le pasaba a los pocos metros, con lo que puntuaba, y luego una vez que pasaba el tiempo reglamentario mataba la liebre. ¡Cómo si se supiera las reglas?». 
Madre. El futuro de Pelaya está claro. A partir de ahora se dedicará a estar en su corral, con sus hermanas y su madre. Saldrá todos los días a los parajes de Fuente el Sol, donde tantas veces a entrenado, para jugar con sus hermanas de camada y, cómo no, para correr detrás de alguna liebre. «Solo para nosotros». Es algo que le encanta. «Cuando está en el corral siempre está tranquila, metida entre la paja. Es una perra tímida, pero se trasforma cuando».
Ya dentro de un año, también tienen claro que Pelaya será madre con el objetivo de que los cachorros pueden optar algún día a correr un campeonato de España. «Se puede tener un objetivo económico para la venta de los hijos de Pelaya, pero ese no es el objetivo. Si nacen cinco o seis cachorros se reparten entre los miembros de la cuadrilla». ?«Queremos que la propia Pelaya se encargue de enseñar  a los más jóvenes». 
Pelaya se ha convertido, gracias  a su actitud frente a las liebres en cada una de las carreras, en la reina de su camada y a partir de ahora se dedicará a eso, a vivir como una reina y a hacer lo que más le gusta. Correr por el campo en busca de las liebres. Se lo ha ganado en la pista. 

El objetivo no era ganar el nacional
Los dueños tienen claro que cuando se decantaron por Pelaya no tenían intención de ganar el nacional. Al principio, se conformaban con llegar al campeonato nacional, algo que está fuera del alcance de muchos perros. «Lo que teníamos claro es que queríamos que la perra fuera con la licencia federativa del Club La Medinense y no por Fuente el Sol. La perra iba a estar así más tranquila». 
Según iban pasando las carreras en el campeonato regional y especialmente tras superar los cuartos de final en el nacional, comenzaron a sentir que la perra tenían «posibilidades». En ese momento, los miembros del Club La Medinense comenzaron «a soñar» con la imagen de ver campeona a Pelaya. «Hemos tenido suerte. La perra debería estar muy dañada después del campeonato. Pero casi no ha sufrido. Está para correr otra vez».