Siete retos solidarios

M.B
-
Siete retos solidarios

El ciclista adaptado Guillermo Prieto afrontará en 2019 siete pruebas de resistencia, algunas non stop, con el fin de recaudar litros de leche para el Banco de Alimentos de Valladolid. Lleva cinco años haciendo estos retos

A Guillermo Prieto es fácil verle encima de una bicicleta. Tanto en las carreteras de Valladolid como en pruebas nacionales e internacionales, tanto de categoría Máster como de ciclismo adaptado. Lleva diez años montado en su ‘cabra’, aunque los últimos cinco ha compaginado la competición con los conocidos por él como ‘Retos Solidarios’. Este fin de semana estará compitiendo en la Llodio Máster y en unos meses arrancarán esos retos en Almería. 
Prieto, natural de Olaberría (Guipúzcoa) aunque vive en Valladolid desde hace 15 años, tiene claro el porqué: «Mucha gente me dice que no tengo ninguna necesidad de hacer estos Retos Solidarios, pero aquella fría mañana en la que casi pierdo la vida, hice un pulso con la mismísima muerte (...) pondría mi pequeño granito de arena para tratar de hacer este mundo un poco mejor, claro está dentro de mis posibilidades, de la única forma que puedo y sé, a través del ciclismo». Hace diez años, Prieto perdió parte de su pierna izquierda en un accidente laboral. Desde entonces, una vez superada la rehabilitación, la bicicleta le ha acompañado en su vida. Hace cinco años comenzó con sus Retos.
«Este año el objetivo es doblar la cantidad de litros», señala. Porque sus retos son solidarios. Él pedalea y la gente compra kilómetros. Y con ese dinero dona litros de leche al Banco de Alimentos de Valladolid. 
Este 2019 serán siete pruebas, dos más que en 2018, y las previsiones apuntan a que duplicará las cifras de donación del año pasado, que fueron de 1.440 litros de leche Lacturale.
«Voy a hacer dos retos más, porque al tener buena aceptación me he decidido a hacer alguna más», corrobora tranquilo: «El año pasado recorrimos 3.314 kilómetros solidarios en pruebas Non Stop, pedaleando noche y día. Vamos a intentar incrementar algo esta cifra».
El primero será en el Circuito de Andalucia de Almería el 4 de mayo. Hará las 12 horas TrackMan Cycling, que es el Campeonato de España de Ultrafondo 12 horas (dar el mayor número posible de vueltas a un circuito). El segundo será un clásico, la Quebrantahuesos, prueba en los Pirineos de 200 kilómetros y 3.431 metros de desnivel (a la que añade nada más acabar la vuelta a Valladolid hasta completar 740 kilómetro non stop). El tercero será la Esgueva Bike Race, que se celebrara el 13 y 14 de julio en Fombellida (en categoría límite, 399 kilómetros). El cuarto será fuera de España, el 20 de julio el Tour du Mont Blanc en Categoría Solo (338 kilómetros y 8.500 metros de desnivel por Los Alpes). El quinto, las 24 horas Cyclo Circuit en Cheste el 27 y 28 de julio (Campeonato de España de Ultrafondo de 24 horas). El sexto, las 24 horas Madform BiCircuit en Montmeló (prueba que consiste en dar el mayor número posible de vueltas al circuito en 24 horas). Y para cerrar, la Madrid-Lisboa Non Stop de Btt, en Categoría Solo (800 kilómetros): «Es a la que más respeto le tengo». 
«Cada año cuesta más, se va notando la edad, aunque no faltan ganas de entrenar. También cuesta más salir a la carretera por tema económico, pero mientras mantenga fuerzas y respeten las lesiones... es por una buena causa», señala este ciclista que en agosto alcanzará los 45 años.