El consumo de alcohol se dispara en los dos últimos años

P. Velasco
-
Jóvenes consumiendo alcohol en una de las fiestas de la Comunidad. - Foto: Jesús J. Matías

Una encuesta del Ministerio de Sanidad revela que la prevalencia de ingesta durante los últimos 30 días se sitúa en el 68,8 por ciento frente al 60,9 de 2015

El alcohol se afianza como la principal sustancia psicoactiva entre los castellanos y leoneses.Lejos de las cifras de los últimos años, cuando la tendencia marcaba un descenso, la XII Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (Edades) 2017-2018, publicada recientemente por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, refleja que el consumo se dispara en Castilla y León y alcanza su máximo histórico con una prevalencia en los últimos 30 días entre la población de 15 a 64 años del 68,8 por ciento.
Una cifra que se encuentra entre las más altas del país, tan solo por detrás de la Comunidad Valenciana, Baleares y Asturias, mientras que las proporciones de consumo menores se encuentran en Canarias, Ceuta y Melilla con datos inferiores al 50 por ciento. El extenso estudio que el Gobierno central elabora cada dos años dedica en esta edición un capítulo a la situación en las comunidades autónomas en el que se incluye un análisis del consumo de alcohol.
En el caso de la Comunidad castellana y leonesa, esta prevalencia alerta sobre un repunte, ya que los resultados de las anteriores encuestas elaboradas por el Ministerio de Sanidad arrojaban cifras muy inferiores. El anterior, del año 2015, los castellanos y leoneses se situaban por debajo de la media española (21,1%) con una prevalencia del 60,9 por ciento, casi ocho puntos por debajo de la recogida en 2017, y la más baja registrada desde la elaboración de este informe. Hasta esta última encuesta, el máximo histórico se había producido en 2009 con un 66 por ciento de prevalencia, seguida de un 65,5 en el año 2011.
 Pero más allá del consumo, lo que más preocupa a los expertos es el inicio cada vez más temprano en todas las comunidades. Además, normalmente los jóvenes son los que más practican el botellón. Castilla y León se sitúa entre las zonas españolas donde menos se practica, con una prevalencia en los últimos doce meses entre la población de 15 a 64 años del 9,8 por ciento. Esta cifra, pese a ser de la novena más baja, está por encima de la media nacional de un 9,4 por ciento. El menor dato autonómico en esta ocasión se da en Melilla con un 2,6 por ciento.
En cuanto a las intoxicaciones alcohólicas agudas, más conocidas como borracheras, Castilla yLeón supera la media nacional con una prevalencia en los últimos 12 meses entre la población sobre la que se realiza la encuesta del 21,1 por ciento, mientras que en España se sitúa en el 18,6 por ciento. Por delante de nuestra región se encuentran Navarra y Asturias, mientras que en relación a la prevalencia de borracheras en los últimos 30 días, hay que destacar que Navarra es la comunidad autónoma que registra un mayor porcentaje de personas que se han emborrachado en el último mes, mientras que Melilla registra el menor con una cifra inferior al uno por ciento.