Un equipo pionero

M.B
-
Un equipo pionero - Foto: Jonatan Tajes

Inclusport cuenta con un conjunto de balonmano adaptado, una modalidad casi desconocida en España

Disputaron sus primeros minutos en sendos descansos de la Liga Asobal y de la Liga Guerreras Iberdrola. Repitieron en los intermedios del CESA de este mismo año. Y hace un mes jugaron su primer encuentro oficial, aunque de carácter amistoso, en Madrid ante el Club Juventud Alcalá. 
Ángel, Chema, David, Félix, Fernando, Javi, María, Nacho y Óscar conforman, a día de hoy, el equipo Inclusport adaptado, uno de los primeros, por no decir el pionero, de una modalidad deportiva casi desconocida en España pero con mucho tirón en Sudamérica, el balonmano en silla de ruedas.
«Recuerdo que el año pasado dimos una serie de charlas en Aspaym e Ictia. A raíz de ellas apareció un grupo de diversidad funcional. Llegaron a nuestra asociación varios miembros, formando un grupo muy heterogéneo», habla Óscar Perales, presidente de Inclusport Castilla y León sobre los inicios de este equipo. A partir de ahí, centró un día en el equipo de balonmano en silla de ruedas, ya que los primeros entrenamientos eran con muchas diversidades, jugando juntos chicos en balonmano en silla de ruedas y otros de pie.
«Nos informamos sobre cómo se jugaba, las normas y si existía algún otro equipo», añade Perales, apuntando que en Alcalá de Henares hay otro núcleo de balonmano adaptado, que enseña este deporte; que hace años hubo algún intento en Galicia y que parece que en Vitoria se está gestando otro nuevo núcleo.
Los primeros pasos fueron complicados. Algunos de sus jugadores procedían de otros deportes, como el pádel en silla de ruedas, y había que dar las nociones básicas. «A día de hoy, somos nueve jugadores. Ya somos un equipo», concreta Perales.
En mayo de 2018 saltaron por primera vez a una pista a disputar sus primeros minutos como equipo. Fue en los descansos de sendos encuentros del Recoletas Atlético Valladolid y del Aula Alimentos de Valladolid, clubes con los que mantienen una gran relación. Aquel primer paso tuvo su continuación el pasado enero, con más minutos de exhibición en los intermedios de las finales juveniles del Campeonato de España de selecciones autonómicas de balonmano (CESA), disputadas en el pabellón polideportivo Huerta del Rey. Hace un mes ya jugaron un encuentro, de carácter amistoso, en Alcalá con acta y árbitros. 
El objetivo inicial era hacer una escuela de balonmano adaptado, algo que se está consiguiendo poco a poco, con entrenamientos todos los jueves de 17.00 a 18.00 horas, en el polideportivo Pilar Fernández Valderrama (y la colaboración del BSR Fundación Grupo Norte, que les cede las sillas de ruedas). El siguiente paso es mucho más ambicioso, quieren representar a España en una gran competición: «Nuestra intención es que la Federación Española nos incluya en su organigrama como una modalidad más y que España tenga un equipo de balonmano adaptado».
Tiempo al tiempo, pero van por el buen camino.