Once finales y un objetivo

M.B
-
Once finales y un objetivo - Foto: SERGIO PEREZ

El cuadro de Sergio González arranca este domingo en Ipurua (12.00 horas) el último tramo de competición. Dos meses para una permanencia

Eibar, Real Sociedad, Leganés, Sevilla, Getafe, Alavés, Girona, Atlético de Madrid, Athletic, Rayo Vallecano y Valencia. Por ese orden. El Real Valladolid comienza este domingo (12.00 horas) en Ipurua la recta final de la temporada, el último tramo de competición en el que se jugará la permanencia en la máxima categoría del fútbol español, LaLiga Santander. 
Los blanquivioleta tienen por delante dos meses de competición con un objetivo entre ceja y ceja, la salvación.
De momento, tras 27 jornadas, solo en una han ocupado puestos de descenso a Segunda. Fue en la cuarta, tras perder en Zorrilla ante el Alavés, cuando los blanquivioleta acabaron esa fecha en la penúltima plaza, con el Leganés colista y el Valencia un puesto y un punto por encima. Por entonces, el conjunto que entrena Sergio González vivía una crisis similar a la que se encuentra ahora mismos rondando Zorrilla. El Pucela jugaba bien al fútbol, incluso dominaba a sus rivales en muchas fases, pero no encontraba el gol. De hecho, acumulaba cuatro partidos sin marcar.
Pero llegó el encuentro en Balaídos. Ante el, por entonces, temido Celta. Y los blanquivioleta soltaron lastre con tres goles, un empate in extremis y... la sensación de que podían incluso haber ganado. 
A ese espíritu, y al de La Romareda, se agarra ahora el actual Real Valladolid, un conjunto que acumula cuatro derrotas consecutivas y seis encuentros seguidos sin ganar -desde el 27 de enero, precisamente al Celta en Zorrilla-, con solo 2 goles a favor en esos seis partidos.
«Verte ahí abajo no es fácil, pero tenemos que luchar, pelear y mirar hacia adelante. Ya sabíamos que no iba a ser fácil», señalaba Anuar, el canterano que se estrenó como goleador en Primera el pasado fin de semana ante el Real Madrid. «Este equipo y la afición no merecemos estar ahí. Somos un equipo muy fuerte. Hay que levantar la cabeza. Vamos a luchar cada partido», añadía Verde. «Tenemos que dejarnos de tópicos y es hora de que lo solucionemos en el campo. Colectivamente estamos bien, jugando buen fútbol», proponía Alcaraz.
Estas palabras deben tener su reflejo este domingo ya en el terreno de juego. Ipurua será el escenario de la primera de esas once finales en el último tramo liguero. Con valor doble. Primero porque cuando arranque el encuentro solo habrá jugado el Huesca y el Celta; con lo que los pucelanos seguirán fuera del descenso; segundo porque este domingo por la tarde se miden Villarreal y Rayo; y tercero porque luego viene un parón de una semana, mucho tiempo para pensar en lo bueno y en lo malo.
Sergio González no podrá contar en Eibar con Luismi, Toni y Stiven Plaza, lesionados de larga duración, más Pablo Hervías, que ha dicho adiós a la temporada por una rotura del ligamento lateral interno de su rodilla izquierda. Su última victoria a domicilio data del 9 de diciembre, cuando asaltaron Anoeta con un 1-2 y es momento de repetir. Porque luego llega el parón por los compromisos de las selecciones nacionales y hasta el 31 de marzo, el cuadro de Sergio no volverá a tener partido oficial.
En Eibar esperan Mendilibar, Iñaki Bea, Toni Ruiz, Rubén Peña, Ramis, Joan Jordán y Pedro León, mucho ex del Real Valladolid. Pero sobre todo un equipo que sabe a lo que juega, que usa sus armas hasta la extenuación y que en su feudo es capaz de encerrar a cualquier rival, bombardearle a centros laterales y acabar por desesperarle.
Contra eso luchará un Pucela que luego tendrá diez finales más. Porque la de Eibar no es la única ni la última.
La Real Sociedad, el Sevilla, el Getafe, el Girona, el Athletic y el Valencia serán los seis conjuntos que visitarán el José Zorrilla hasta el 19 de mayo; mientras que los blanquivioleta, además de al Eibar, visitarán al Leganés, al Alavés, al Atlético de Madrid y al Rayo. Es decir, cuatro desplazamientos cortos, en los que previsiblemente habrá afición pucelana y en los que, sobre todo en tres de ellos habrá algo más que los puntos directos en juego. 33 son los que están encima del tapete ahora mismo y 26 los que ha sumado el Pucela hasta el momento.