Detenido por acosar a una niña de doce años en Instagram

A.G.M.
-

La Policía descubrió que el arrestado, de 16 años, usó hasta cuatro perfiles distintos en redes sociales y amenazaba con difundir fotos de la menor desnuda para conseguir vídeos sexuales explícitos de la niña. El acoso se prolongó durante dos años

Detenido por acosar a una niña de doce años en Instagram - Foto: D.V.

Agentes del Grupo de Investigación Tecnológica (GIT), de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid, han detenido la semana pasada a un menor de 16 años por acosar sexualmente a través de internet a una niña de 12. 

La investigación comenzó en marzo cuando la madre de la menor interpuso una denuncia ante la Policía Nacional al descubrir que su hija estaba siendo acosada a través de redes sociales por una persona que ocultaba su identidad utilizando perfiles anónimos. Arrancaba la Operación Thor que ha desembocado en el arresto de este joven vallisoletano que no llegó a contactar físicamente con la víctima.

Los investigadores comprobaron que la niña había iniciado una relación virtual desde hacía unos dos años y que desde el inicio de la misma había intercambiado con el autor fotografías y vídeos desnudos utilizando las aplicaciones Instagram y Skype, fundamentalmente, según detallan fuentes de la Comisaría Provincial de Valladolid, que explican que "pasado el tiempo la niña se vio presionada por el arrestado, que le pedía más fotografías y vídeos de contenido sexual, cada vez más explícito y extremo por lo que decidió bloquearle, llegando el detenido a utilizar hasta cuatro identidades distintas para que no le reconociera la menor y poder eludir su bloqueo".

Así, transcurridos varios meses de ese bloqueo, "un usuario de Instagram que no conocía, se le agregó y comenzó a pedir a la menor fotografías suyas de contenido sexual, amenazándola con difundir otra fotografía que tenía de ella desnuda, sino accedía a sus pretensiones". "Ante esto la niña se derrumbó y contó a su madre todo lo ocurrido, acudiendo ésta inmediatamente a denunciar los hechos ante la Policía Nacional", relatan estas fuentes.

Los investigadores centraron sus pesquisas en los perfiles utilizados por el autor de los hechos en las diferentes redes sociales y lograron identificarle plenamente, a través de su conexión a internet, comprobando que desde el principio se trataba de la misma persona, un joven que actualmente tiene 16 años y que vive en Valladolid. Fue detenido y se le intervino su teléfono móvil, dispositivo que utilizaba para sus comunicaciones con la víctima, quedando posteriormente bajo la custodia de sus padres e impidiendo la difusión de las imágenes de la menor a través de las redes. 

La Policía Nacional advierte de "la necesidad de que los padres revisen tanto el teléfono móvil como otros dispositivos que utilicen los menores para acceder a internet con el fin de controlar su utilización, detectar usos inapropiados y erradicar casos tan graves, como el que nos ocupa, siendo una herramienta muy útil los programas de control parental".