Un análisis de sangre detecta más de 50 tipos de cáncer

Agencias
-

La prueba, que podría usarse en planes de localización temprana de tumores, tiene una tasa de falsos positivos del 0,7%

Un análisis de sangre detecta más de 50 tipos de cáncer

Un grupo de investigadores estadounidenses ha logrado desarrollar el primer análisis de sangre que puede detectar con precisión más de 50 tipos de cáncer e identificar en qué tejido se originó, a menudo antes de que haya signos o síntomas clínicos de la enfermedad.
En un artículo publicado ayer en la revista Annals of Oncology, los científicos muestran que la prueba, que eventualmente podría usarse en programas nacionales de detección de tumores, tiene una tasa de falsos positivos de 0,7%, lo que significa que menos del 1% de las personas serían identificadas erróneamente.
La prueba fue capaz de predecir el tejido en el que se originó el cáncer en el 96% de las muestras, y fue precisa en el 93%.
Los tumores mandan ADN a la sangre, y esto contribuye a lo que se conoce como ADN libre de células (cfDNA). Sin embargo, como el cfDNA también puede provenir de otros tipos de células, puede ser difícil determinar el que proviene de los tumores.
El análisis de sangre reportado en este estudio analiza cambios químicos en el ADN llamados metilación que generalmente controlan la expresión génica. Los patrones de metilación anormales y los cambios resultantes en la expresión génica pueden contribuir al crecimiento tumoral, por lo que estas señales en el ADNc tienen el potencial de detectar y localizar el cáncer.
El autor principal del artículo, el doctor Michael Seiden, presidente de Centro Nacional Oncológico de EEUU, explica: «Nuestra investigación anterior mostró que el enfoque de metilación superó el genoma completo. También nos permitió identificar las regiones más informativas del genoma, que ahora son objeto de la prueba de metilación refinada que se informa en este documento».
En la parte del estudio del genoma libre de células circulantes, las muestras de sangre de 6.689 participantes con cáncer no tratado previamente (2.482 pacientes) y sin cáncer (4.207 pacientes) se dividieron en un conjunto de entrenamiento y una validación conjunto.
Los investigadores descubrieron que el rendimiento del clasificador era consistente tanto en los conjuntos de entrenamiento como de validación, con una tasa de falsos positivos del 0,7%.