scorecardresearch

Un gran mercadillo navideño para atraer más turismo

M.Rodríguez
-

Valladolid sigue el ejemplo de las capitales centroeuropeas y concentra en la Plaza Mayor más de 60 puestos de artesanía y gastronomía, que tendrán animación musical en directo

161121JT_0023.JPG - Foto: Jonathan Tajes

l ambiente de los tradicionales mercadillos navideños europeos se trasladará este año a la Plaza Mayor de Valladolid. El Ayuntamiento quiere convertir el corazón de la capital en el centro neurálgico de estas fiestas y generar un ambiente que sirva para «recuperar la ilusión» tras las restricciones del año pasado y atraer más turismo. Para eso se ha reconfigurado la ordenación del espacio, de donde desaparece el trenecito para los más pequeños, que se trasladará a otra ubicación cercana. También se reubica el Belén, que se colocará frente a la entrada principal de la Plaza Mayor. Lo que sí se mantiene es el tradicional tiovivio y el cartero real.

Todo para poder instalar 66 cabañas de artesanos y puestos de gastronomía y regalos navideños, lo que lo convierte en uno de los mayores en el panorama nacional. La animación ambiental se garantiza con la programación, casi diaria, de pequeños conciertos corales de villancicos. 

El mercadillo, presidido por el tradicional árbol de los deseos, se pondrá en funcionamiento el próximo 25 de noviembre, coincidiendo con el encendido del alumbrado navideño. Una fecha elegida para «apoyar» al comercio local y para intentar convertir el centro en un gran centro comercial abierto.  

161121JT_0010.JPG161121JT_0010.JPG - Foto: Jonathan TajesUna parte de los artesanos que estrenan ubicación se instalaban hasta ahora en la Feria de Artesanía que se ubicaba en la plaza de Portugalete. Su traslado a la Plaza Mayor supone la configuración de un «verdadero» mercadillo navideño. Y también da lugar a otra de las grandes novedades de la programación navideña municipal: el homenaje a los Reyes Magos con tres grandes coronas de luces, al estilo de la gran bola que preside la plaza de Zorrilla. «Este año todo el mundo quería estar en la Plaza Mayor», apunta Ana Redondo, concejala de Cultura. Una idea que refrenda Charo Chávez, edil de Comercio, que explica que esta propuesta se ha diseñado para ayudar a los artesanos a «superar» la difícil situación económica derivada de la pandemia.  «Las expectativas son muy buenas», recalca.

Otra de las grandes novedades del mercadillo navideño es que estará abierto 43 días. «Hemos cuidado mucho qué artesano van a estar. Hubo mucha demanda, pero era importante garantizar que fueran artesanos con productos certificados. Y también se ha buscado hacer algo unitario, con oferta variada», detalla Chávez. El abanico de productos va desde los juguetes hasta las joyas, pasado por los complementos o las velas, además de una gran variedad de dulces navideños. 

Atractivo.

El turismo navideño está viviendo un boom en los últimos años y el Ayuntamiento quiere colocar a la capital entre los destinos de referencia. Aunque es una tradición recién exportada de pueblos y ciudades de Alemania, Austria, Alsacia, Países Bajos o la República Checa, pero parece que ha llegado para quedarse. «Empezamos hace unos años con ocho y ahora ya tenemos 66», recalca Redondo.

Pero también se busca generar sinergias para beneficiar al pequeño comercio del centro. «Se busca a la gente, a la familias, a venir al centro a realizar sus compras y disfrutar de la iluminación, los conciertos y todo el ambiente que se generará».

Así, entre la programación navideña destaca también el mercado navideño de los comerciantes de la calle Platerías el 10 y 11 de diciembre, donde también habrá animación ambiental de varios coros. De hecho, la mayoría de los comercios de esta vía lucen ya su decoración navideña. «En esta línea queremos hacer un llamamiento a los comerciantes para que se esmeren en decorar su establecimiento. Un comercio decorado atrae mucho más a los clientes, y eso lo hace más rentable. Pero también contribuye a esta ambientación que queremos lograr, como ya hay en otras capitales europeas». Una iniciativa que se fomenta con el concurso de escaparates y con el I Concurso de Fotografía 'Navidad en tu comercio', con tres premios de 300 euros para las instantáneas ganadoras.

El presupuesto de todas las actividades navideñas, sin contar los 390.000 euros de alumbrado, es de 120.000 euros.

 

Ana Redondo

La concejala de Cultura, Ana Redondo, se muestra satisfecha con la programación navideña  del Ayuntamiento, que se centra en recuperar las actividades de otros años y busca «reactivar» las ventas en los comercios del centro. «Se recupera la Navidad con un programa muy potente y se supera la de 2019». Todo porque se quiere conseguir que Valladolid entre en los circuitos del turismo de mercadillos navideños, que ha experimentado un boom en los últimos años. 

Redondo destaca la importancia de la apuesta por el escenario de la Plaza Mayor. «Se busca atraer un público muy familiar, que no solo acuda por el reclamo del mercadillo sino que disfrute de las actuaciones musicales, los espectáculos de luces o compre en el pequeño comercio. Queremos convertir el centro en un gran centro comercial abierto y evitar la fuga a otros municipios». Y detalla que se ha realizado en colaboración con las asociaciones de comerciantes, a las que han escuchado en su demanda de ayuda. «Se trata de recuperar el modelo de ciudad compacta y convertir el centro en una gran superficie donde todo el mundo quiera comprar y disfrutar. Y ahora ofrecemos muchos alicientes y un plus para que vengan a comprar», reitera. Y en esa línea, ya está trabajando en la programación de 2022.