Agroseguro pagará 64,5M€ por la mala cosecha del cereal

SPC
-
Una cosechadora trabaja en un campo de trigo en la provincia de Burgos - Foto: Alberto Rodrigo

La Comunidad acaparará el 64 por ciento de las indemnizaciones que la entidad abonará en toda España por los daños registrados en casi la mitad de la superficie contratada

La pertinaz sequía que ha vuelto a arremeter contra los campos de cultivo de la Comunidad obligará a Agroseguro a abonar cerca de 64,5 millones de euros en indemnizaciones por la mala cosecha de cereales de este año. Todo después de que la Comunidad haya sido la más afectada de España por la ausencia de precipitaciones y las altas temperaturas durante esta campaña y haya sufrido daños en casi la mitad de la superficie contratada, sobre todo en las provincias de Ávila, Salamanca, Valladolid y Zamora. De hecho, la región acapara algo más de seis de cada diez euros de los cien millones que Agroseguró pagará en indemnizaciones en todo el territorio nacional, según informó ayer la entidad.
Agroseguro prevé que el pago de las indemnizaciones comience a mediados del mes de julio, en las zonas más tempranas, y continúe en agosto, conforme vayan finalizando las tasaciones, siempre en un plazo de entre 30 y 40 días desde la recolección. 
La compañía aseguradora estima que las pagos a nivel estatal superen los cien millones de euros y que la superficie total siniestrada alcance las 980.000 hectáreas en esta campaña, es decir, un 45 por ciento de la superficie asegurada por el riesgo de sequía. Hasta la fecha, en Agroseguro han recibido declaraciones de siniestro correspondientes a más de 640.000 hectáreas, de las que ya se ha tasado cerca de la mitad.
Tras Castilla y León, la comunidad más afectada es Castilla-La Mancha, con 18,5 millones de euros en indemnizaciones (un 18,32 por ciento) y una superficie siniestrada próxima al 48 por ciento del total contratado en la región, principalmente en las provincias de Toledo y Cuenca. La falta de lluvias también ha causado daños en Extremadura, Navarra y Aragón.
En estos momentos, según la empresa, hay cerca de 350 peritos repartidos por todo el territorio, de los que casi el 80 por ciento se encuentra trabajando en los campos de Castilla y León y Castilla-La Mancha. En otras regiones como Andalucía y Aragón, las tasaciones ya superan el 90 por ciento de la superficie siniestrada.