Juncker: "No queremos tener al Reino Unido a toda costa"

Agencias
-
Juncker: "No queremos tener al Reino Unido a toda costa" - Foto: Yves Herman

El dirigente recalca que Bruselas solo pretende dejar clara la relación con Londres en el futuro

Entre los planes de Año Nuevo del presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, parece no entrar el de bailar el agua al Reino Unido y sus problemas con el Brexit y así lo aseveró ayer al apuntar que la intención de los 27 no es mantener a ese país dentro de la Unión Europea «a toda costa», sino que se pretende «claridad» sobre «nuestras relaciones futuras».
«Se ha insinuado que nuestro objetivo es mantener a Londres en la UE a toda costa y no es nuestra intención. Todo lo que queremos es claridad sobre nuestras relaciones futuras», aseveró Juncker ayer en una entrevista.
Recordaba el presidente de la Comisión Europea que «no somos nosotros los que dejamos al Reino Unido, es el Reino Unido el que deja la Unión Europea» y consideró que «es muy poco razonable por parte de la opinión pública británica creer que solo le corresponde a Bruselas proponer una solución a todos los problemas futuros de los británicos».
«Mi petición es esta: pónganse de acuerdo y dígannos luego qué es lo que quieren. Ya hace meses que nuestras propuestas están sobre la mesa», argumentó Juncker.
El presidente de la CE agregó que «si la Cámara de los Comunes respalda el acuerdo de salida a mediados de enero, entonces empezaríamos a preparar la relación futura entre nosotros al día siguiente, sin esperar al 29 de marzo».
El político luxemburgués tiene «la impresión de que la mayoría de los parlamentarios ingleses desconfían tanto de la UE como de Theresa May», a propósito de la primera ministra del Reino Unido.
Preguntado sobre si finalmente se cumplirán los plazos, declaró que trabaja «asumiendo que se irá, porque es lo que decidió el pueblo».
El presidente de la Comisión Europea también aludió al ascenso de los partidos populistas en varios países de la UE y a la actitud de los partidos conservadores hacia ellos.
«Creo que es un gran error entre un creciente número de personas de los partidos tradicionales el imitar a los populistas sin pensarlo bien. A quien sigue a los populistas la gente solo les ve desde detrás. No debemos creer que tienen razón», añadió. «Tenemos que demostrarles que solo saben hacer ruido y que no tienen propuestas que hacer para responder a los desafíos de nuestro tiempo», insistió el presidente de la Comisión.
En relación con los comicios europeos de 2019, Juncker estimó que sería «muy lamentable» que el debate electoral se centrara en el asunto de la inmigración.
«La cuestión de la inmigración es importante, pero está lejos de ser nuestro mayor problema. Da la impresión de que, en este asunto, hubiéramos perdido la capacidad de relativizar», agregó, aunque admitió que la integración de los refugiados «es un desafío para muchas comunidades locales». Asimismo, quiso advertir contra «la tentación de calificar de estúpidos a quienes se preocupan por el alcance de la tarea» de integrar a estos flujos de personas.