Una ola de calor de récord

R.G.R
-
Una ola de calor de récord - Foto: Jonathan Tajes

Las temperaturas máximas de este fin de semana se aproximan a las máximas históricas que ha alcanzado Valladolid en el mes de junio. El termómetro llegó a los 39,2 grados en 1931

Valladolid está viendo durante estos días una ola de calor que puede pasar a la historia por dejar las temperaturas más elevadas de la historia para este mes de junio?. Después de una primavera en la que se han superado los 30 grados durante seis días, la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que este fin de semana se alcancen temperaturas que pueden suponer un nuevo récord en las temperaturas máximas históricas que se han registrado en la ciudad. Este fin de semana, Valladolid permanecerá en alerta naranja debido a que los termómetros subirán hasta los 41 grados durante las horas centrales del día. 
En concreto, la ciudad pasa a alerta naranja desde el mediodía de este viernes hasta las ocho de la tarde y ocurre los mismo en esta franja horaria durante la jornada del sábado. La previsión es que se alcancen temperatura que puedan superar los 40 grados o incluso los 41, lo que supondría una ola de calor de récord.
Los datos estadísticos que maneja la propia Aemet ponen de manifestó que fue en el años 1931 cuando se alcanzó la temporada más elevada de la historia en Valladolid durante un mes de junio. Fue el día 11 cuando se llegó a los 39,2 grados, la cifras más elevada de la historia desde que hay estadísticas.  En 1872, el día 12, también se llegó a los 39. Dentro de la historia reciente de la ciudad, fue en 2012, con 38,8 grados.
Las mínimas durante la noche también serán muy elevadas durante la noche y no bajarán en ningún momento de los 18 grados en el mejor de los casos durante este fin de semana, lo que puede complicar la conciliación del sueño. 
Estas circunstancias han llevado a varios organismos a alertar durante esta semana a los ciudadanos para que sigan una serie de consejos y evitar golpes de calor u otros síntomas que puedan acarrear cualquier inconveniente. 
Sin ir más lejos, una persona de 93 años de edad se desplomó en torno a las seis de la tarde de este jueves, con más de 36,5 grados, en plena calle Santiago y los facultativos sanitarios y los agentes de la Policía Local no pudieron hacer nada por su vida. Aunque fuentes del 112 no pudieron confirmar que la causa de la muerte fuera un golpe de calor. 
La Subdelegación del Gobierno de Valladolid adelantó durante la semana diez consejos importantes para evitar precisamente eso, que se puedan producir golpes de calor. Entre las advertencias, destacaban tener especial cuidado con los colectivos que puedan ser más vulnerables. En condiciones normales, cuando hace calor, el termostato interno del organismo produce sudor, que se evapora con el fin de refrescar el cuerpo. Los días de calor intenso obligan a que el cuerpo haga un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura normal. Las altas temperaturas pueden tener una serie de efectos negativos sobre la salud como calambres, deshidratación, insolación o golpe de calor, que son especialmente preocupantes en la población infantil y en los mayores. 
Para evitarlas se debe permanecer en la sombra, protegernos del sol (gafas, gorras), hidratarnos con frecuencia y evitar (siempre que sea posible) la realización de actividades en las horas donde se registran las temperaturas más altas. 
De igual forma, el Ayuntamiento de Valladolid prestará atención especialmente en estos días ante las altas temperaturas que se prevén a los más mayores y a las personas sin hogar. 
El Consistorio va a poner en marcha una campaña informativa a las personas mayores a través del servicio de Teleasistencia para trasladarles las recomendaciones más importantes en estos días.
Las personas que son usuarias del servicio de comida a domicilio van a recibir además una botella de agua durante todas las semanas del verano, junto con una nota donde recuerda la necesidad de hidratarse.
La Junta también ha alertado sobre la posibilidad de que se registren incendios estos días y ha pedido que se extremen las precauciones y algunos ayuntamientos de la provincia han prohibido sus áreas recreativas de barbacoas.