La promoción se pone cuesta arriba

M.B
-
La promoción se pone cuesta arriba

El Real Valladolid, en el estreno de Sergio González en su banquillo, cedió ante un Sporting que se encontró un tempranero gol y que supo jugar sus armas. Mata tuvo dos buenas ocasiones y el colegiado no vio una mano de Barba en el área visitante

A entrenador nuevo... en el caso del Real Valladolid, nada. El cuadro blanquivioleta cedió ayer en el estreno de Sergio González en su banquillo. Lo hizo ante el líder, el Sporting, que supo jugar tras encontrarse con un tempranero tanto de Rubén García en el minuto 2. El cuadro local fue de menos a más, quizá mereció el empate en la segunda parte, por empuje, ganas y ocasiones -incluida la mano de Barba que no vieron ni colegiado ni asistente- pero acabó perdiendo y ve cómo se alejan los puestos de promoción. El nuevo técnico apostó por la continuidad en el once inicial. Y su arranque no pudo ser peor. Una contra de los asturianos, con Nano Mesa ganándole la partida a Calero, acabó con el 0-1 de Rubén García. Tocaba ver la mano de Sergio y costó. Hasta la segunda parte, en la que el cuadro pucelano fue dominando desde la posesión. Mata tuvo dos claras, en una se topó con Mariño y en la otra con un defensa. Y luego estuvo el penalti y las ganas. Pero con eso, de momento, no basta.