Nueve vallisoletanos se suman a Camina por la Diabetes 2019

Ical
-

Tras cuatro meses de entrenamiento, se seleccionará un grupo que participará del 15 al 19 de junio en cinco etapas del Camino de Santiago

Nueve personas con diabetes de la Asociación de Diabéticos de Valladolid (ADIVA) han comenzado a entrenar estos días para echarle un pulso a la diabetes tipo 1 y tipo 2, y demostrar que incluyendo en su práctica diaria la actividad física es posible mantener controlados los niveles de glucosa en sangre y finalizar con éxito este desafío. Participarán en ‘Camina por la Diabetes 2019', organizado por la Fundación para la Diabetes, con el apoyo de Novo Nordisk, la Federación Española de Diabetes (FEDE) y asociaciones de pacientes de todo el país.

La meta no es el Camino de Santiago, de hecho, es solo el principio, ya que esta iniciativa trata de crear rutinas que hagan que todas las personas con diabetes incorporen en su día a día la actividad física.

Por su parte, la gerente de la Fundación para la Diabetes, Ana Mateo, mostró su agradecimiento a todas las asociaciones de pacientes y voluntarios por su colaboración al motivar y animar, a sus asociados y a toda la población a formar parte de este proyecto, cuyo objetivo es preparar física y mentalmente para caminar hasta Santiago, además de reforzar su conciencia sobre lo positivo de la práctica diaria de ejercicio y reconocer su papel en la gestión, cuidado, educación y prevención de la diabetes.

Tras este periodo de cuatro meses de ejercitación, los distintos grupos de peregrinos procedentes de diversas localidades de la geografía española estarán preparados para culminar con éxito las cinco etapas del reto ‘Camina por la diabetes’. Un reto que dará comienzo el 15 de junio y finalizará el 19 del mismo mes, y en el que los 100 peregrinos seleccionados superarán los 109 kilómetros que separan las localidades de Neda y Santiago de Compostela pasando por Pontedeume, Betanzos, Hospital de Bruma, Sigüeiro y culminando el peregrinaje en Santiago de Compostela.

Durante el Camino, un equipo de profesionales sanitarios voluntarios se encargará de recoger datos relativos al número de hipoglucemias e hiperglucemias experimentadas por los peregrinos y asociadas al ejercicio físico durante su participación en el reto ‘Camina por la Diabetes’, con el objetivo de estudiar los efectos del ejercicio sobre el nivel de glucosa en sangre