Cabero: "La Comunidad tiene un tesoro con el Diálogo Social"

Ical
-

Enrique Cabero (Salamanca, 1966) llega al Consejo Económico y Social con la certeza de que el Diálogo Social es un «tesoro» para Castilla y León y apela a alcanzar objetivos estratégicos para la Comunidad

El presidente del CES, Enrique Cabero. - Foto: Ical

El presidente del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, Enrique Cabero, defiende una y otra vez el valor del consenso y de la propuesta desde la sociedad civil organizada a los poderes públicos, como conocedora de las necesidades reales de los ciudadanos. Además, se muestra convencido de que Castilla y León cuenta con las mimbres necesarias para convertirse en una autonomía «vertebradora» de la UE a través del Corredor Atlántico.
¿Cómo valora el contexto de desaceleración económica y qué se precisa para afrontarlo?
Hay un proceso de desaceleración del crecimiento que impacta en seguida en los indicadores socio económicos. Urge disponer de un gobierno a nivel estatal, que pueda trabajar con las autonomías de manera estable con planes a medio y largo plazo. Y es urgente una ley de presupuestos del Estado ajustada a la realidad económica de 2020, con políticas de reactivación de la economía, así como las cuentas de Castilla y León y del resto de autonomías y la cooperación con la UE. La economía empieza a enfriarse y necesita ser nuevamente activada.
¿Qué puede aportar el CES en este nuevo difícil contexto?
Desde el CES podemos contribuir como órgano de reflexión y de estudio a un debate del medio y largo plazo, porque desde la realidad política y ejecutiva es más difícil porque la solución del problema inmediato te absorbe.
¿Qué debates son los más importantes?
Castilla y León debe marcar para los próximos años objetivos estratégicos que puedan nacer del consenso socio económico y si es posible también político. Hay que fijar objetivos comunes de Comunidad y estratégicos para Castilla y León. Ese es el principal debate. Es necesaria la presencia de la participación, del consenso en la fijación de objetivos estratégicos. Desde el CES podemos contribuir, porque su gran ventaja es que no es un órgano ejecutivo ni legislativo, donde puede haber una reflexión y mirar hacia el horizonte con más tranquilidad en el medio y largo plazo.
¿Puede aclararnos en qué proyectos estratégicos está pensando?
Quiero seguir avanzando en un proyecto a medio y largo plazo que requiere de políticas estatales y europeas, que es el Corredor Atlántico. Es un gran proyecto estratégico de Comunidad autónoma y de Estado. Es un proyecto de gran calado que necesita ser reactivado y convertirse en una realidad. Debemos asumirlo como un proyecto de toda la sociedad de Castilla y León y ser conscientes de su importancia para toda la Comunidad. Nadie nos puede sustituir por nuestra ubicación geográfica estratégica en las comunicaciones con Portugal y con el noroeste peninsular, con Madrid y con Extremadura. Este proyecto traerá inversiones en el corto plazo que redundarán en el empleo, y en el medio y largo plazo se articulará la península, y por su carácter transversal afectará y dinamizará a todos los sectores desde su puesta en marcha a su futura gestión y aprovechamiento. El CES debe hacer que se perciba por parte de la sociedad la importancia de este proyecto. O aprovechamos la ocasión ahora o tendremos complicado que este proyecto se consolide.
Usted ha definido el Diálogo Social como un ‘tesoro’ para Castilla y León… ¿Considera que es otro de los elementos a ofrecer para captar actividad económica?
Otro elemento muy atractivo de Castilla y León es el Diálogo Social, en el que la Comunidad tiene un tesoro. Los interlocutores más relevantes en el campo económico y social han asumido junto al papel reivindicativo que les otorga la Constitución, un papel institucional al servicio de la ciudadanía. Es resultado de una generosidad muy importante que se acaba concretando en acuerdos. Esto es ejemplar a nivel nacional y Europeo. Es una atractivo adicional para el crecimiento, la instalación de empresas y la generación de empleo de calidad.
¿Considera la despoblación el principal reto que debe afrontar la autonomía en los próximos años?
El reto demográfico es uno de los grandes problemas de Castilla y León. Para asentar población debe haber actividad económica productiva y atractiva intergeneracionalmente. Tenemos oportunidades de atraer a jóvenes a estudiar o investigar, si logramos que se sientan atraídos por esta tierra agradable, preciosa, cómoda para vivir. Lo que falta es la generación de expectativas empresariales, el trabajo autónomo, la economía social, y de empleo.
¿Son viables 2.248 municipios, está bien hecha la ordenación en esta autonomía?
La Comunidad tiene posibilidades en todo su territorio. Primero hay que explorar las posibilidades de cada área y en segundo lugar, planificar, fijar objetivos para distintas zonas. No hay que empezar por el resultado. Históricamente han desaparecido poblaciones, pero ese es el resultado.
¿Entonces, la ordenación debe ir más allá de los recursos públicos? 
La ordenación va mucho más allá. Tiene que llevar consigo objetivos estratégicos desde el punto de vista socio económico. Se puede hacer de muchas maneras, pero debe ir acompañada de medidas socio económicas porque sino el resultado queda al azar. No solo se trata de servicios públicos, sino también de medidas socio económicas. O hay actividad económico-productiva o la población no se asienta. Es precisa una elección estratégica acertada de qué actividades son las idóneas para el lugar y al final vincular, si es necesario, inversiones en infraestructuras, junto a servicios públicos; políticas de protección social y tributarias.