El campamento niega que expulsará a la niña discapacitada

SPC
-

Cermi anuncia que llevará ante la Fiscalía el caso de la menor de 11 años que abandonó un campamento de inglés de Salamanca tras las quejas de los padres de sus compañeras de habitación

Imagen de archivo de un campamento sin relación alguna con el caso - Foto: Ví­ctor Ballesteros

La empresa Diverbo, que organiza el campamento de inglés en Salamanca acusado de expulsar a una menor de Madrid con necesidades especiales, ha negado haber discriminado a la niña y ha afirmado que dejó de asistir por decisión de la familia. Así, la entidad ha lamentado esta situación y el malestar que ha podido ocasionar en la menor ya que han asegurado que su proyecto educativo persigue "por encima de todo" velar por el bienestar de los niños que forman parte de él. 
Estas afirmaciones se producen después de que este lunes se conociera que una niña de once años con necesidades educativas especiales había tenido que abandonar un campamento de verano en las instalaciones de Aldeaduero (Salamanca) tras las quejas de otras pequeñas que participaban en él. 
En este sentido, desde la empresa han señalado que se ha realizado lo mismo que en todos los casos de alumnos que requieren cualquier tipo de apoyo, ya que han mantenido que tras la llegada de la niña el campamento ha estado en comunicación con la familia "en todo momento". Asimismo, han indicado que han propuesto alternativas para contribuir a "la mejor integración posible" con las herramientas de las que disponen. 

Fiscalía

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), ha anunciado que ha denunciado ante la Fiscalía y la Comunidad de Madrid el caso de Inés. El delegado del Cermi para los Derechos Humanos, Jesús Martín Blanco, ha anunciado a Efe la denuncia presentada esta mañana a la vez que ha lamentado que "una actividad lúdica, como es un campamento, haya provocado dolor a Inés y su familia".
También la Coordinadora del Tercer Sector ha condenado en un comunicado estos hechos y ha informado de que ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo y del Menor para que se inicien acciones para aclarar lo sucedido. Carolina Gómez, madre de la niña, ha asegurado que está estudiando si denunciará la discriminación a su hija en el campamento Pueblo Inglés, gestionado por la empresa Diverbo, la cual niega haber expulsado a la pequeña.
Para el Cermi "resulta intolerable que una circunstancia como la discapacidad colonice nuestra existencia para clasificarnos fuera de la vida en común y para ocultar a la propia persona con dignidad y derechos".