Río Esgueva, libre de covid para la elite del deporte

M.B
-

La instalación de la Junta se ha convertido en un búnker desde su apertura el 1 de junio. Atletas y nadadores, sus principales usuarios

Imagen de las calles que no se pueden usar en el módulo. - Foto: Jonathan Tajes

Sergio Juárez, actual campeón de España de los 100 lisos, acaba exhausto su primera serie por la calle 7 del módulo cubierto. Toma aire. Mira a sus compañeros, que solo pueden usar tres de las ocho calles, y se prepara para la siguiente. El de Medina del Campo es uno de los deportistas de elite de la Comunidad que estos días está haciendo uso del Centro Especializado de Alto Rendimiento y de Tecnificación Deportiva Río Esgueva, abierto el pasado 1 de junio y que desde entonces se ha transformado en una instalación diferente, libre de covid. 
Él, como el resto de deportistas que desde entonces acude diariamente a Río Esgueva, ha tenido que cumplir una serie de requisitos, con las correspondientes pruebas médicas, para poder hacer uso de una de las joyas del deporte de la Junta de Castilla y León, que cuenta con un módulo de atletismo, una pista de atletismo de 400 metros, un pabellón polideportivo cubierto, una piscina y una residencia para deportistas.
La instalación, que recibía a unos 300 usuarios al día antes del estado de alarma, tiene ahora bastantes menos –este pasado lunes a las cinco de la tarde apenas había veinte, todos de dos disciplinas, atletismo y natación–. Y bajo unos protocolos emitidos desde la Dirección General de Deportes. «De momento podemos tener un 30 por ciento del aforo. Se han marcado unos turnos, con dos horas máximo de uso por cada uno; y constante limpieza de los espacios utilizados», señalaba esta semana el director de Río Esgueva, José Ignacio Rodríguez, antes del anuncio de la ampliación del aforo.
El campeón de España, Sergio Juárez, en una toma de temperatura.El campeón de España, Sergio Juárez, en una toma de temperatura. - Foto: Jonathan TajesLas Federaciones que, hasta esta semana, habían solicitado poder utilizar Río Esgueva eran las de Atletismo, Natación, Deporte Adaptado y Esgrima, pese a que 23 tienen su Centro de Tecnificación aquí.
La solicitud es sencilla. El deportista, catalogado DAN (deportistas de alto nivel), DAR (deportista de Alto Rendimiento nacional) o que pertenezca a programas del CSD o de centros de tecnificación deportiva, tiene que hacerla a través de su Federación y pasar las pruebas médicas pertinentes. Quizá este último punto es el que haya restado afluencia, ya que o bien se hacen de forma privada o a través del Centro Regional de Medicina Deportiva, que ha recibido una riada de peticiones estas semanas.
La Dirección General de Deportes debe dar el visto bueno a la solicitud para que luego pueda pedir su turno a Río Esgueva (antes de las doce de la mañana del día anterior). 
El material se limpia tras su uso.El material se limpia tras su uso. - Foto: Jonathan TajesUna vez allí, en la entrada, única tanto para el módulo como para el polideportivo y la pista exterior, se le toma la temperatura. Luego el recorrido es el mismo para todos, señalizado y balizado, con numerosos carteles con normas para un buen uso. Con el gimnasio, vestuarios, duchas y muchas salas de reuniones cerrados, el deportista tiene la opción de entrenar en el módulo (hasta 8 a la vez más técnico), en el que hay cuatro calles cerradas, igual que la zona de saltos; en un gimnasio que se ha preparado al lado del módulo (para 5 deportistas máximo); en las salas de la segunda planta de esgrima, tenis de mesa, billar y deportes de contacto (apenas usadas hasta esta semana); en la pista exterior, con un máximo de 39 deportistas a la vez (10 en el anillo exterior, con algunas calles cerradas también; 1 en la pértiga, 1 en el salto de altura, 3 en peso, 3 en salto de longitud; y 21 en la zona de hierba); o en el pabellón polideportivo, con 12 deportistas como máximo a la vez.
Hidrogeles, señales en el suelo, carteles... la instalación se ha bunkerizado (al estilo de las mismas en otras ciudades) para no permitir ningún error. Diariamente 26 trabajadores (algunos de otras instalaciones) de la Junta, más 7 externos entre limpieza y control de acceso, velan por la seguridad, limpiando el material tras cada uso y entre turno y turno; realizando además, y como marca el protocolo, dos desinfecciones generales de la instalación, al mediodía y por la noche.
«Hemos mejorado, aprovechando su cierre, un poco el gimnasio, tapizando muchas de las máquinas; y nuestra idea es ir mejorando la instalación todo lo que se pueda», añade el director del Centro, que también lo es de la Residencia Deportiva, aún cerrada desde el estado de alarma y, por el momento, sin deportistas.
Con la salida de la fase 3, cambiarán algunas de las normas y de las actuales limitaciones, pero Río Esgueva seguirá siendo un búnker, libre de covid, para que los mejores deportistas de la Comunidad puedan trabajar y preparar sus temporadas.
Sergio Juárez acaba sus series. Estira y seguirá preparándose en estas instalaciones para los Juegos Olímpicos de 2021. Ahora su gran objetivo. 

La piscina abrió el pasado sábado

La piscina de Río Esgueva se abrió el pasado sábado y, desde entonces y con la limitación del aforo del 30 por ciento (excepto cuando se divida por calles de entrenamiento, situación en la que sólo podrá ejercer actividad un deportista por calle), la están usando los miembros del Centro de Tecnificación de la Federación de Castilla y León de Natación. «Hasta entonces habíamos usado algunas municipales y habíamos seguido con la preparación física o en el módulo cubierto o en el pabellón polideportivo», señala Roberto Pacios, entrenador del Centro. Así, al menos una sesión al día pueden volver a sentir las sensaciones de estar en el agua, aunque antes del estado de alarma normalmente doblaban en cada jornada. Hasta ese pasado sábado, el trabajo se había limitado a toda la parte física y de gimnasio en seco, siendo una de las dos Federaciones que más deportistas solicitaban los turnos de Río Esgueva.
Sorprende que las salas multideportivas, de esgrima, tenis de mesa, billar y deportes de contacto, apenas se hayan usado estas semanas. De hecho, solo la de esgrima ha empezado a utilizarse estos últimos días.
Por otro lado, la instalación deportiva de Terradillos, que también pertenece al complejo del Centro Deportivo Río Esgueva, ha permanecido cerrada para los deportistas.