Tráfico inicia una campaña sobre el transporte escolar

D.V.
-
Tráfico inicia una campaña sobre el transporte escolar

La Policía Local se encargará de los controles a los autobuses en Valladolid capital

La Policía Municipal de Valladolid llevará a cabo una campaña de vigilancia y control de transporte escolar y de menores que arrancará este lunes, 4 de febrero, en colaboración con la Dirección General de Tráfico. En esta campaña, que se prolongará hasta el día 8, los agentes de la Policía Municipal realizarán inspecciones sobre los vehículos (autorizaciones y documentos, condiciones técnicas y elementos de seguridad, cinturones y sistemas de retención) y sobre los conductores (permiso de conducción, CAP, tiempos de conducción y descansos), incluyendo controles de alcoholemia y de estupefacientes, además se comprobará que hayan sido subsanadas las deficiencias detectadas en la campaña anterior.

Desde el curso escolar 2007-2008, todos los vehículos dedicados al transporte escolar deben cumplir los requisitos que se recogen en el Real Decreto 443/2001 de 27 de abril sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores, han informado a Europa Press fuentes municipales. En él se establecen diversos requisitos como la obligatoriedad de que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada, la antigüedad máxima de los vehículos destinados a este tipo de pasajeros, el seguro de responsabilidad civil ilimitado o la obligatoriedad de llevar señal de transporte escolar, entre otros, de singular importancia.

La Policía ha señalado que es "fundamental" la importancia del transporte escolar en zona urbana porque es donde existe mayor concentración de centros escolares y la realización de campañas de control y vigilancia facilitará una idea más exacta de la incidencia y evolución de los distintos factores que influyen en este tipo de transporte y contribuirán decisivamente a reducir la potencial siniestralidad que pudiera existir. Así, el objetivo principal de esta campaña está dirigido a conseguir garantizar un transporte escolar seguro y fiable en la ciudad de Valladolid, con un seguimiento y control que obligue a las empresas de transporte de la ciudad a cumplir con las normas que se les exige para dicha tarea.

Entre las "claves" para ir seguro en el autobús escolar, la Policía ha señalado que no hay que pararse nunca detrás del autobús porque no ha visibilidad; se debe esperar la señal del conductor y cruzar siempre al menos tres metros por delante; dentro del autobús, mantenerse sentado y con el cinturón puesto; no correr al llegar ni al salir y obedecer al conductor y al monitor.