Un Juzgado obliga a la Diputación a retirar la bandera LGTBi

D.V.
-

Admite la medida solicitada por Abogados Cristianos, que ha presentado además una querella por prevaricación contra el presidente de la Institución, Conrado íscar, por colgar en la fachada del Palacio de Pimentel la bandera arco iris

La Diputación de Valladolid colocó la bandera LGTBI en la fachada del Palacio de Pimentel la pasada semana. - Foto: Diputación

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número tres de Valladolid ha admitido las medidas cautelares solicitadas por la Asociación Española de Abogados Cristianos y obliga a la Diputación de Valladolid a retirar la bandera LGTBi colgada en su fachada.

La organización de juristas, informa Ical, ha presentado además una querella por prevaricación contra el presidente de la Institución, Conrado íscar, por colgar en la fachada del edificio de la institución provincial la bandera arco iris en contra de lo que dicta el Tribunal Supremo.

Además, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha solicitado la dimisión de Íscar y anuncia que “en los tribunales pediremos su inhabilitación”. Castellanos asegura que “si no es capaz de cumplir una sentencia del Supremo, es que no está capacitado para ser presidente de una Diputación como la de Valladolid”.

Por último, la presidenta de Abogados Cristianos recuerda que “una sentencia reciente del Alto Tribunal prohíbe la utilización de banderas no oficiales en el exterior de edificios públicos”. Insiste en que “se trata del mismo caso que con las banderas independentistas. No se puede permitir que una administración coloque una bandera que sólo representa a una parte de la ciudadanía”, afirmó.

Ya retirada

Según han informado a Efe fuentes de la Diputación, la bandera LGTBI ya fue retirada la noche de este domingo al finalizar el Día del Orgullo.

Asimismo, desde la corporación provincial han recordado que es una práctica habitual en la institución mostrar el apoyo a una causa mediante gestos como colocar una bandera en su balcón, que en el caso de la arcoíris ha permanecido una semana a la vista.

Ya el pasado lunes tanto Vox como Abogados Cristianos requirieron a la Diputación la retirada de la bandera por infringir la ley, por lo que Íscar solicitó un informe a los servicios jurídicos de la corporación, que dieron su visto bueno al entender que la insignia no iba a colocarse en un mástil junto a las banderas oficiales, sino apartada en un balcón de la fachada.