La segunda fase de la reforma del 29 de Octubre, en enero

R. Gris
-

Urbanismo prevé sacar el proyecto de obras a licitación en diciembre y que se adjudique en enero de 2020. El nuevo plan contempla la modernización de los edificios de las calles Villabáñez, Periquito, Paloma, Cuclillo y Zorzal. Serán otros 16 bloques

Edificios de la calle Villabáñez, que serán rehabilitados en la segunda fase del Área de Rehabilitación Urbana. - Foto: Jonathan Tajes

El Ayuntamiento está acelerando los plazos para el arranque de los trabajos de rehabilitación de la segunda fase de la barriada del 29 de octubre con el objetivo de la adjudicación pueda realizarse en el mes de enero para que acto seguido puedan comenzar los trabajos. El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, indicó que los trabajos de la primera fase están acabados y que su departamento está trabajando en el contrato del sector de las obras de regeneración urbana de la segunda fase del ARU 29 de Octubre y espera que salga a licitación durante este mes de diciembre para que en enero ya esté adjudicada.
Según recoge la memoria justificativa del proyecto previa a la licitación, los bloques que se arreglarán se encuentran junto al túnel de Vadillos. Se trata de dieciséis bloques divididos en tres lotes. El primero está compuesto por cuatro edificios de las calles Villabáñez (números 8 y 10) y Periquito (dos y cuatro). El segundo lote pertenece de forma íntegra a la calle Villabáñez (números 12, 14 16 y 18). Por último, un tercero, el más amplio de todos, implicaría mejoras en ocho bloques en las calles Paloma (números 1,3,5 y 7), en Cuclillo (1 y 3) y Zorzal (16 y 18). 
El plazo de duración de los contratos será de cinco meses desde el acto de comprobación de replanteo, que deberá realizarse en el plazo de un mes desde la formación de la adjudicación.
Además de las obras de mejora de los edificios y las viviendas, la memoria también contempla la necesidad de la reurbanización de las calles en cada uno de los lotes. En esta parte de la barriada, el estado de las aceras es lamentable, ya que en algunos casos prácticamente no existen o están muy deterioradas y por eso es necesario que también se afronta la reurbanización de la zona. Además, tal y como se ha llevado a cabo en las obras de los bloques pertenecientes a la primera fase, también será necesario la construcción de nuevas canalizaciones para los servicios básicos. 
La memoria justificativa recoge una cuantía que asciende a 2.867.569 euros como presupuesto base de licitación. La mayor parte del presupuesto irá destinado a la rehabilitación de los bloques de las calles Paloma, Cuclillo y Zorzal, mientras que la actuación más ‘económica’ será la urbanización de todos estos espacios. 
El concejal indicó que una vez que finalice esta actuación restará una tercera y última fase para acabar toda la actuación en el 29 de octubre. «Se podría unificar todo, pero haremos una tercera fase para acabar la rehabilitación». Una vez que terminen los trabajos de este segunda fase todavía estarán pendientes de reforma más de 200 viviendas pertenecientes a la tercera fases. 
actuaciones. La actuación que se llevará a cabo será similar a que se ha realizado en la primera fase y los trabajos se centrarán en el aislamiento de las fachadas, el arreglo de las cubiertas y de los elementos comunes como los portales y las escaleras. Además, también se llevarán a cabo trabajos en la red de aguas de cada uno de los bloques y en las arquetas. Será necesario hacer especial hincapié en la reforma de los portales, ya que muchos de ellos tienen deterioradas las escaleras y no cuentan con puertas ni ventanas.