Una nación señalada

Agencias-SPC
-

Un total de 109 países mantienen en vigor el veto de entrada para los españoles o tienen suspendidas las conexiones

Una nación señalada - Foto: ATIENZA

Un total de 109 países tienen en vigor actualmente algún tipo de prohibición para evitar la entrada de españoles en sus territorios o mantienen suspendidas las comunicaciones aéreas y marítimas con España, incluidas naciones como Estados Unidos, Canadá, Colombia, Cuba, Chile, Argentina, Israel, Japón, Marruecos Brasil, Perú, Australia, Tailandia o Arabia Saudí, según el último balance recogido por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
En el listado gubernamental,  actualizado el pasado lunes, no figuran territorios de la Unión Europea, ya que las fronteras Schengen quedaron abiertas a principios de julio, lo que permite a los ciudadanos comunitarios desplazarse libremente por todos los territorios, a pesar de que la pandemia de coronavirus sigue con su expansión.
Sin embargo, en la lista de países que imponen una cuarentena a viajeros llegados de España sí figuran naciones continentales como Bélgica, Países Bajos, Estonia, Lituania, Letonia, Finlandia, Irlanda, Noruega y Reino Unido, el último en anunciar esta medida el pasado fin de semana por el aumento de los rebrotes.
En total, son 27 territorios los que imponen modalidades de cuarentena a los viajeros que lleguen a su territorio procedentes de España, incluidos Rusia, la India, Irán y Corea del Sur, además de los europeos mencionados anteriormente.
Otras naciones se limitan a recomendar «no viajar» a la Península Ibérica. A este grupo se unió ayer Alemania, cuyo Ministerio de Exteriores pidió a sus ciudadanos no hacer viajes turísticos a Aragón, Cataluña y Navarra «por las nuevas cifras de infección» del coronavirus en esas comunidades autónomas.
Algo similar ocurre desde el pasado viernes día 24 con Francia, que desaconseja a los galos viajar a Cataluña «hasta que la situación se restablezca» e incita «fuertemente» a los franceses que se encuentren allí a que cuando regresen a su país se hagan un test PCR,  pero sin llegar a imponerlo por ley.
Precisamente, ese consejo de realizarse pruebas de diagnóstico al regresar a su territorio es el que lanzan las autoridades tanto de Suecia como de Dinamarca a todos los que viajen a Aragón.